“Cristiano es el jefe”, Bale
Gareth Bale cumplió su sueño de niño, ser jugador del Real Madrid y aprovechó para besar el escudo. Pierre-Philippe Marcou-AFP/La República
Enviar

“Cristiano es el jefe”, Bale

El galés fue presentado como nuevo jugador blanco ante 30 mil personas en el Santiago Bernabéu

¿Funcionarán Cristiano Ronaldo y Gareth Bale en un mismo equipo? Esa duda seguirá en el aire hasta que ambos jugadores estén en el mismo terreno de juego, pero mientras eso sucede el futbolista galés aprovechó su presentación como nueva ficha del Real Madrid para elogiar a su compañero y al club.
“Cristiano es para mí el mejor jugador del mundo y es un factor muy importante por el cual quería venir al Real Madrid”, admitió Bale.
Consultado sobre quién lanzará los tiros libres fue todavía más claro. “Cristiano es el jefe, el jugador principal y el mejor del mundo. Quiero aprender todo lo que pueda de él y ayudar al equipo a ganar trofeos”.
Bale pasó los exámenes médicos y luego se dirigió al estadio Bernabéu donde fue presentado en el palco de honor, ahí el presidente Florentino Pérez le dio la bienvenida.
“Estamos en este templo del madridismo para incorporar a un hombre que tiene claro que el Real Madrid es entrega, sacrificio, talento y pasión por el fútbol, un futbolista excepcional que fue elegido otra vez mejor jugador de la Premier la temporada pasada”, comenzó su discurso.
El presidente madridista admitió que las negociaciones con el Tottenham inglés fueron duras y quiso reseñar como clave para que la operación se cerrase, el fuerte deseo de Bale por jugar en el conjunto madridista.
“Es un futbolista joven pero con grandísimas cualidades. Un hombre entregado al balón y a uno de sus grandes sueños que era ser jugador del Real Madrid”.
Luego el jugador dejó unas palabras en inglés y también lo intentó en español, desatando el delirio de unos 30 mil madridistas que se habían acercado al estadio merengue.
“Es increíble estar aquí. Es un sueño hecho realidad. Espero ayudar al equipo a tener éxito y que podamos ganar este año la Décima Copa de Europa”, dijo en inglés.
En castellano mencionó: “Es un sueño para mí estar en Madrid. Gracias por esta gran acogida. Hala Madrid”.
Ya vestido de blanco y con su número 11, Bale paseó por el campo, regaló balones y se besó el escudo como parte final de un sueño que apenas comienza para el mediocampista galés.

Dinia Vargas y EFE
[email protected]

Ver comentarios