Enviar

Crisis hipotecaria sacudió a grandes bancos

Operaciones en Costa Rica no correrían ningún riesgo, aseguran analistas

Rodrigo Díaz
[email protected]  

Los megabancos no escaparon a la crisis que sacudió el mercado hipotecario en las últimas semanas. Citigroup y HSBC, con presencia en el país, sintieron el trago amargo y debieron tomar medidas.
Más seria fue la situación para el mayor banco de préstamos para vivienda de Estados Unidos, Countrywide Financial, que estuvo cerca de caer en la bancarrota.
Esta entidad está muy cerca de abrir una operación en el país, tipo “call center” en la que se dará trabajo a más de 400 costarricenses.
Aunque ninguna de las entidades mencionadas respondió a las consultas de INVERSIONISTA, allegados a las firmas aseguran que no hay por qué temer en esta situación.
Ni siquiera en Countrywide se estaría evaluando suspender la inversión, a pesar de que la operación sí estaría directamente relacionada con el mercado hipotecario estadounidense.
En el caso de Citi y HSBC, se trata de situaciones totalmente diferentes.
“Es muy difícil que se dé un efecto de contagio, porque las unidades trabajan en forma aparte en cada país o región. El caso en Estados Unidos no es nada cercano para las operaciones de los bancos locales”, señaló el economista Juan Ricardo Jiménez.
“Es como decir que como un primo mío se enfermó, yo también tengo que enfermarme”, agregó.
Obviamente, esto no quiere decir que el país no esté exento de una crisis en caso de una subida de tasas de interés en los préstamos, como ocurrió en Estados Unidos. Pero esto sería un problema local, no relacionado con lo ocurrido en aquel país.


En dificultades

El recuento de los daños en agosto pasado, aunque parece grave, pudo ser sobrellevado por las grandes entidades, con lo cual, no se sentirán los efectos en las operaciones del país.

Citigroup

El mayor banco de Estados Unidos por activos, podría perder hasta $2.500 millones en el tercer trimestre a causa de la crisis crediticia, dijeron analistas de Sanford C. Bernstein & Co. LLC.
De este monto $1.500 millones corresponderían a préstamos a firmas de compra de participaciones hipotecarias, y otros $1.000 millones directamente en préstamos a personas con historial crediticio deficiente (hipotecas “subprime”).
En julio los bancos pueden haber reducido entre el 15% y el 20% el valor de los préstamos apalancados, y Citigroup podría haberlos rebajado por entre US$200 millones y US$300 millones ese mes, dijeron los analistas. “La gran interrogante es cómo el mercado absorberá los tratos que vendrán en setiembre, cuando es posible que los márgenes suban a los niveles de julio o peor o se vuelvan a normalizar, regresando los márgenes a los niveles de junio”, escribieron los analistas.
En Citigroup señalaron que ellos no se refieren a comentarios de analistas.


HSBC

El banco inglés anunció el pasado 22 de agosto el recorte de 600 plazas y el cierre de su oficina de servicios hipotecarios en Carmel, Indiana, al anunciar su retiro del mercado estadounidense de hipotecas de alto riesgo, anunció su portavoz Michael Trevino.
“Se trata de ajustar la capacidad al volumen de negocio”, dijo.
Las provisiones de HSBC para préstamos incobrables, originados en las llamadas hipotecas “subprime”, subieron un 63% a casi $6.400 millones en la primera mitad del año.
HSBC está concentrándose en los mercados emergentes después de que los beneficios en Estados Unidos bajaran en el primer semestre un 43% por el aumento de los impagos en las hipotecas. El banco, que compró en 2003 Prospect Heights, por $15.500 millones, ha reducido los préstamos hipotecarios y despedido a los gestores de la filial como medidas para abordar la situación.


Countrywide Financial

El mayor banco hipotecario de Estados Unidos recién se recupera de una crisis de liquidez en agosto que lo tuvo al borde de la quiebra.
Las acciones cayeron a niveles que hicieron que empresarios como Warren Buffet manifestaran su interés en adquirir la empresa, aprovechando el desplome.
La situación para Countrywide se subsanó cuando un banco de la talla del Bank of America invirtió $2 mil millones en la compra de acciones preferentes de dicha entidad, como una acción estratégica para darle liquidez.
“La inversión de Bank of America en Countrywide supone un voto de confianza y fortalece nuestras cuentas”, afirmó Angelo R. Mozilo, presidente y consejero delegado de Countrywide.
Anteriormente, 40 bancos norteamericanos habían prestado $11.500 millones a Countrywide para salvarlo de la bancarrota. Esta entidad fue una de las más afectadas con los créditos “subprime”.

Fuente: Bloomberg News y otras procedencias

Ver comentarios