Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Crisis habitacional pone en jaque a Israel

Redacción La República [email protected] | Martes 19 julio, 2011



Crisis habitacional pone en jaque a Israel
El Gobierno israelí anunció ayer una serie de concursos para la construcción de 6.900 casas, 336 en asentamientos judíos en Cisjordania, dentro de un plan a escala nacional para tratar de bajar los precios de la vivienda.
El plan prevé la edificación de 294 apartamentos en la colonia ultraortodoxa de Betar Ilit, en el sur de Cisjordania, y de 42 chalets en el de Karnei Shomrón, en el norte, informó ayer la edición en internet del diario Yediot Aharonot.
En respuesta, Nabil Abu Rudeina, portavoz de la Presidencia de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), afirmó que el nuevo concurso en colonias judías "es otra razón por la que ir (en septiembre) a Naciones Unidas y al Consejo de Seguridad a lograr el reconocimiento y membresía de pleno derecho del Estado palestino".
El programa de construcción de nuevas habitaciones está destinado a reducir los astronómicos precios de la vivienda, que han originado en la última semana una protesta en la que jóvenes israelíes duermen en la calle.
La iniciativa comenzó con la instalación de carpas y tiendas de campaña en pleno centro de Tel Aviv y se ha extendido poco a poco a otras ciudades.
Para la comunidad internacional la construcción en el territorio destinado al futuro Estado palestino es una violación del derecho internacional y supone el más importante obstáculo para la reanudación de las conversaciones de paz, estancadas desde septiembre de 2010 porque Israel puso fin a una moratoria parcial que había declarado en las colonias de Cisjordania.
Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE elevaron ayer la presión sobre los israelíes y los palestinos para que retomen el diálogo directo antes de que la ONU tenga previsiblemente que votar en septiembre sobre el reconocimiento de un Estado palestino.
La Unión Europea se inclina por reactivar las negociaciones de paz inmediatamente para ofrecer alguna alternativa a los palestinos y que además no le exija un debate interno que ponga en aprietos su política exterior común, dado que las posiciones europeas sobre el reconocimiento de un Estado palestino en la ONU están muy divididas.
La ministra española de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, reconoció que "no hay todavía una posición unánime dentro de la UE".
La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, negó que una resolución en la ONU suponga una "tragedia diplomática" para la UE y recordó que todavía se desconoce el texto que los palestinos pretenden presentar en septiembre ante el organismo internacional.
La UE pretende encontrar una posición común entre los Estados miembros sobre el reconocimiento de un Estado palestino, pero ayer quedó claro que el debate se aplazará a la reunión informal.

Jerusalén