Enviar
Ex secretario general de la ONU medió en convenio pactado entre gobierno y oposición
Crisis política de Kenia logra consenso

• Convenio permitirá que el país salga de la ola de violencia a la cual está sumergida desde del anuncio de los resultados electorales

Nairobi
EFE

El ex secretario general de las Naciones Unidas y mediador en la crisis política de Kenia, Kofi Annan, abandonó ayer este país después de ratificar el acuerdo político alcanzado entre el Gobierno y la oposición.
Annan partió para presidir una conferencia de la Alianza por una Revolución Verde en Africa (ARGA) en Kampala, la capital del vecino país.
En un comunicado, Annan anunció que el embajador nigeriano Oluyemi Adeniji será, a partir de hoy lunes, el encargado de mediar entre el ejecutivo y el Movimiento Democrático Naranja (ODM) el punto cuatro de la agenda de negociaciones, que se refiere a las reformas políticas y constitucionales y la lucha contra la pobreza en Kenia.
El antiguo mandatario de la ONU reiteró su satisfacción por el pacto firmado la semana pasada por el presidente Mwai Kibaki y el jefe de filas del ODM, Raila Odinga, para crear un gobierno de coalición que saque al país del marasmo político provocado por el anuncio de los resultados de las elecciones generales del pasado 27 de diciembre.
El anuncio de la victoria de Kibaki fue denunciado por Odinga como fraudulento y desató una ola de violencia que causó la muerte de 1.500 personas y desplazó a más de 400.000 de sus lugares de origen.
El acuerdo rubricado el jueves pasado por el Gobierno y el grupo opositor crea el puesto de Primer Ministro, que estará reservado para un miembro del partido mayoritario en el Parlamento, en este caso el ODM y por lo tanto su líder, Odinga.
Annan, que llegó a Nairobi a finales de enero para hacerse cargo de la mediación, dijo que “las negociaciones avanzarán deprisa a partir de ahora gracias al compromiso y a la determinación de la clase política”, para dejar atrás el conflicto.
El mediador expresó su gratitud hacia este país, donde afirmó ha hecho “nuevos amigos” y agradeció el apoyo recibido por “el sector privado y la vibrante sociedad keniana”.
Añadió, sin embargo, que podría regresar a Kenia si su presencia fuera necesaria y que vigilaría desde la distancia los progresos realizados por los políticos.
Ver comentarios