Crisis hipotecaria viaja a España
Enviar
Crisis hipotecaria viaja a España


Madrid- La morosidad de los créditos hipotecarios concedidos en España por el conjunto de las entidades para adquirir una vivienda siguió creciendo durante el último trimestre de 2007 y se elevó hasta el 0,717% al cierre del pasado año, frente al 0,409% de diciembre de 2006, lo que supone un crecimiento del 75%.
Según los datos de la Asociación Hipotecaria Española (AHE), esta cifra es la más elevada desde la modificación oficial de los criterios contables (junio 2005) y confirma la previsión de crecimiento “sostenido” de la morosidad hipotecaria durante el último trimestre del pasado año.
Para 2008, la AHE anticipa que la morosidad seguirá con incrementos mensuales “suaves pero sostenidos” al menos hasta final de año.
Al cierre de 2007 la tasa de mora se situó en el 0,713% para el total del crédito para adquisición de una vivienda, con o sin garantía hipotecaria, también por encima del 0,415% que marcó este indicador a finales de 2006.
Según la AHE, la subida sostenida de los tipos de interés es la principal causa del aumento de la morosidad, ya que el resto de variables económicas (crecimiento, empleo e inflación) han tenido una evolución “positiva” durante 2007.
Agrega además que la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) no seguirá, en principio, presionando al alza el costo de las hipotecas, en tanto que la reciente reforma del mercado hipotecaria “ayudarán a gestionar más eficientemente” las eventuales situaciones de insolvencia.
La asociación recuerda también que aunque los niveles de morosidad en España no rebasan los porcentajes registrados en la mayoría de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), las menores previsiones de crecimiento de la economía española pueden anticipar un ritmo de aumento de la morosidad durante 2008 superior al de la media.
Mientras tanto la caída en más de un 25% de la compraventa de viviendas y de las hipotecas constituidas evidencian la crisis del mercado inmobiliario, que en opinión de los expertos continuará en los próximos meses.
Según los datos de enero publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la compraventa de viviendas descendió el 27,1% con respecto al mismo mes del año anterior, mientras que el número de hipotecas constituidas sobre viviendas bajó en un 25,7%.
La nueva Estadística de Transmisiones de Derechos de la Propiedad que elabora el INE señala que la compraventa de viviendas nuevas ha bajado en un año en España el 14,6%, mientras que la de viviendas usadas ha caído en mayor medida, hasta el 35,6%.
El mercado mayoritario, el de la vivienda libre, ha reducido sus compraventas el 26,7%, mientras que las de viviendas protegidas también se han reducido notablemente, el 30,7%.
En el caso de las hipotecas, además de una caída del 25,71% en el número de préstamos para vivienda, los datos del INE muestran una bajada del 3,08% en su importe medio.
Diversos expertos y representantes del sector financiero e inmobiliario coincidieron en que tanto los datos de compraventa como los de constitución de hipotecas ratifican el deterioro del mercado.
Miguel Blesa, presidente de Caja Madrid, consideró que en los próximos meses habrá “más problemas” en el sector inmobiliario, “porque el mercado de la vivienda nueva está paralizado”.
“Muchos han creído que la vivienda era un bien de inversión para obtener plusvalías, por lo cual veremos una oleada de ventas de estas terceras viviendas”, dijo Blesa, quien señaló que, “con suerte”, la concesión de créditos de esta entidad aumentará un 5% este año, tras una bajada del 8% en 2007.


Ver comentarios