Cree una cultura más franca
Enviar

HARVARD

Cree una cultura más franca

Los líderes a menudo intentan crear una cultura abierta (donde la gente se sienta cómoda expresándose y desafiándose mutuamente) diciendo que escuchan. Pero puede hacer más para demostrar que su compañía es un lugar seguro donde la gente puede ventilar problemas.

201409232317180.h.jpg
1. Elogie públicamente. Cree un foro seguro donde la gente plantee cuestiones e inquietudes, y después alabe a los que participen. El reconocimiento público se relaciona más con influir sobre los que lo escuchan que sobre los que lo reciben.

2. Modele comportamiento. Puede mostrar que es seguro expresarse diciendo usted mismo las cosas duras. Plantee cuestiones difíciles para demostrar que no son un tabú y fomentar que la gente contribuya a la conversación.

3. Enseñe habilidades de comunicación. No solo fomente la apertura. Enseñe a la gente cómo tener conversaciones difíciles que involucren disolver tensiones, hablar con franqueza sin provocar resistencia y formar pronto compenetración.

Programe trabajo importante
La mayoría de la gente tiene un momento del día en que es más productiva, lo que significa que si calibra las actividades con el horario correcto, puede maximizar su eficiencia. Mucha gente puede hacer mucho entre las 9 a.m. y las 11 a.m., pero no mucho a las 3 p.m. (excepto las aves nocturnas). Piense en ayer y en antier. ¿En qué puntos se sintió de lo más vigoroso? Una vez que haya identificado estas horas de alto potencial, protéjalas. Bloquéelas en su agenda, para que la gente no pueda programar reuniones durante este tiempo valioso. Use estas horas para proyectos de alta prioridad y para toma de decisiones difíciles, para tareas que requieren fuerza de voluntad y razonamiento complejo.

Aprenda a decir el “no” perfecto
No es fácil negarse a un compañero de trabajo o jefe, porque tememos dañar la relación o parecer incapaces. Debemos dejar de ver las negativas como una opción entre la confrontación y seguir en buenos términos. En cambio, niéguese cuando tenga que hacerlo, y mantenga una conducta neutral. Sea claro y firme. Si se niega tentativamente, puede dar falsas esperanzas; la otra persona podría pensar que quizás cambie de idea y simplemente siga presionándolo. De entrada ofrezca un buen motivo de negocios para explicar su rechazo, y apéguese a este. Si intenta suavizar el “no” presentando excusas débiles sin expresar el motivo real, parecerá poco sincero. Negarse de una forma neutral no es algo que salga naturalmente, así que pruebe practicar antes con alguien que se resistirá.

TEMAS DE CONVERSACIÓN
Su bienestar cae cuando otros están desempleados

Un incremento de un punto porcentual en el desempleo local deprime el bienestar de la gente que aún está trabajando en un grado aproximadamente equivalente a una caída del 4% en el ingreso familiar, según John F. Helliwell, de la Universidad de Columbia Británica, y Haifang Huang, de la Universidad de Alberta, ambas en Canadá.
La causa aparente no tiene nada que ver con que los trabajadores se sientan mal por los desempleados. En cambio, el aumento del desempleo lleva a que la gente tema perder su propio empleo, dicen los investigadores.

Brecha en la riqueza estadounidense se ensancha

El crecimiento del mercado de valores de Estados Unidos durante los últimos años ha beneficiado desproporcionadamente a los estadounidenses más ricos, según la Reserva Federal y The Wall Street Journal.
Aunque casi todas las familias del 10% de hasta arriba son dueñas de acciones, la proporción de familias poseedoras de acciones cayó del 15,1% en 2010 al 13,8% en 2013, dice la Fed, y la caída en la tenencia de acciones fue más pronunciada en la mitad inferior de la distribución del ingreso. Entre 1989 y 2013, la proporción de toda la riqueza familiar perteneciente al 3% de hasta arriba de los estadounidenses creció del 44,8% al 54,4%, mientras que la proporción percibida por el 90% inferior cayó del 33,2% al 24,7%.

Editora: Melissa González


Ver comentarios