Enviar

Podíamos hacer una aproximación de que la banca crece con la población; es decir cada costarricense que nace ya tiene su crédito.


Crédito personales ¿atractivos?

En días recientes he recibido (para mi fortuna), varias llamadas de bancos ofreciendo créditos personales para consolidar deudas o emprender nuevas oportunidades de negocio. Una rápida investigación entre amigos y conocidos, me reveló que efectivamente varios de ellos habían recibido estas llamadas.
La banca parece estar moviéndose un poco más a captar créditos nuevos quizás porque el crecimiento del crédito en general ha estado muy ligado al crecimiento de las captaciones en los últimos cinco años, basado en las estadísticas del Banco Central, el crédito bancario creció en promedio de 2008 a la fecha un 16,5% mientras que la liquidez del sistema bancario creció un 10%.
La diferencia entre estos rubros se asemeja al crecimiento vegetativo del país, por lo que podríamos hacer una aproximación (con el perdón de mis amigos estadísticos), que la banca crece con la población; es decir cada costarricense que nace ya tiene su crédito.
Si bien nuestro análisis es muy simple, nos sirve para entender esta arremetida de los bancos por captar nuevos usuarios del crédito. Ahora bien, ¿es esto malo para el costarricense? No, siempre y cuando usted sepa hacer uso del crédito. En mi opinión muy personal, quizás el punto negativo que tienen estos créditos son las altas tasas a la que se ofrecen que se ubican alrededor del 2,5% mensual que equivale a una tasa del 34,49% anual.
No obstante, si usted tiene deudas con tarjetas de crédito, posiblemente pueda bajar el monto mensual a pagar si las consolida con uno de estos beneficios, ya que la tasa de las tarjetas se ubica alrededor del 50% anual, mientras que la del crédito personal es más baja, como mencionamos anteriormente.
Por otro lado, hay que tomar en cuenta que si usted va a usar el crédito personal para financiar un negocio nuevo, tiene que considerar que el retorno de este, debe ser muy superior al interés que tiene que pagar por el préstamo personal. Generalmente, los negocios nuevos no generan estos retornos tan elevados por lo que quizás sea más sensato utilizar estos créditos para financiar adquisiciones de bienes y servicios para negocios un poco más establecidos.
Otro punto a considerar, es la compra de bienes como computadoras y otros, hay en el mercado opciones de financiamiento que en algunos casos pueden competir, la manera más fácil de saber cuál es mejor es comparando el monto total de intereses a pagar en cada opción.
El atractivo de estos préstamos va a depender de sus necesidades y de su capacidad de cubrir el costo de los intereses, lo que sí es importante es que usted debe entender muy bien todos los costos asociados con el préstamo, las condiciones y sobre todo considerar todas las variables, para determinar si efectivamente, son para usted y son realmente una oportunidad.


Alfredo Puerta, MBA
[email protected]
Twitter @alfredopuerta

 

 

 

 

 

Ver comentarios