Enviar
• Poco crecimiento económico desalienta a compañías para pedir préstamos
Crédito empresarial no calienta
• Sector agropecuario, industrial, de construcción y turismo responden solo la tercera parte de la cartera total de los bancos

A pesar de que las tasas de interés, tanto en colones como en dólares se mantienen estables y bajas, y el monto de los préstamos bancarios aumentó un 11% en términos reales en el último año, el dinero destinado a actividades productivas como industria, construcción, agro y turismo creció solo un 3,9%.
Entre octubre de 2010 y el mismo mes en 2011 se prestaron ¢15,6 billones a esos sectores, mientras en los 12 meses anteriores se prestó una cifra muy similar de ¢15 billones (ajustada por inflación).
La desconfianza de los empresarios de que la economía crecerá es la principal razón de este estancamiento en el crédito a estos sectores, donde solo el área de servicios ha mostrado un fuerte crecimiento, y donde consumo y vivienda representan 2/3 partes de todos los préstamos otorgados.
La última encuesta de expectativas de los empresarios realizada por la Universidad de Costa Rica muestra cómo solo dos de cada diez empresarios tiene intenciones de hacer inversiones, proporción que se ha mantenido relativamente estable en todas las encuestas de 2011. Esta desconfianza está muy alimentada por la incertidumbre de qué pasará con las economías de dos de los principales socios comerciales ticos: Estados Unidos y Europa.
“Nosotros los ticos esperamos a que “se aclaren los nublados”, cada vez que hay incertidumbre en el horizonte tendemos a protegernos y esperar para tomar decisiones. El problema es que el horizonte no luce positivo y esperar a que se aclare lleva a no invertir” explica Hairo Rodríguez, subgerente de banco Cathay.
Pero los representantes de las cámaras empresariales no solo aducen ser conservadores, sino que muchas empresas que necesitan crédito no lo obtienen, sobre todo las pequeñas y medianas (pymes) por temas de tasas altas, excesos de trámites, garantías y nulo uso de fondos como los del sistema de Banca para Desarrollo.
“Hemos discutido el tema del acceso con los gerentes de varios bancos, para ver si instalamos una ventanilla de apoyo al asociado para que se les ayude con el exceso de trámites que encarecen la gestión del crédito”, dijo Arnoldo André, presidente de la Cámara de Comercio.
El problema de que las actividades productivas no accedan a crédito es que se limita su capacidad de crecer y por lo tanto de aportar riqueza a la economía, a través de encadenamientos, empleos e impuestos. El “miedo” a no endeudarse puede convertirse no en proyecciones, sino en realidades de menor crecimiento en el futuro.
“Es importante ver que la economía sí está creciendo, pero no al ritmo de antes. Si las empresas no desarrollan nuevos proyectos hay una fuerte posibilidad de que la economía empeore”, explica Rodríguez.
El panorama para 2012 es de mantener tasas bajas en dólares (ante las políticas estadounidenses), y en colones podría darse una leve baja pues algunos expertos consideran que esas tasas están sobrevaloradas, ya que no se está dando devaluación de la moneda.
“Sería bueno analizar que los momentos convulsos suelen ser buenas oportunidades para quienes se atreven a asumir riesgo. Si las empresas se preparan ahora estarán más fortalecidas para competir en el momento que haya recuperación”, concluye Rodríguez.




Carolina Acuña
[email protected]
Ver comentarios