Logo La República

Miércoles, 5 de agosto de 2020



COLUMNISTAS


Crédito puente del BCCR al Ministerio de Hacienda

Natalia Díaz [email protected] | Jueves 27 septiembre, 2018


Crédito puente del BCCR al Ministerio de Hacienda

Apagar el incendio por tres meses, inyectando dinero directamente para las obligaciones hacendarias inmediatas es una especie de rescate financiero del Banco Central al Gobierno de la República.

Está claro que sin esos fondos no habría liquidez para pago de salarios, pensiones con cargo al presupuesto nacional, servicios a la deuda, aguinaldos y otras transferencias que agobian al Estado costarricense.

Esas “letras del Tesoro” no pueden hacerse por más del 5% del presupuesto nacional; la tasa de interés que se ha de pagar es la tasa básica pasiva, y el plazo de vencimiento no puede ser mayor a 90 días o antes del 31 de diciembre, lo que ocurra primero.

Son préstamos rápidos que deben pagarse. Se realizan con emisión monetaria inorgánica por parte del Banco Central y le resuelven al Estado problemas de liquidez inmediata, pero es un mecanismo que genera incertidumbre, da malas señales a la economía y evidencia la gravedad de las finanzas públicas. Además puede desatar, por temores, una tendencia a la compra de dólares o a salidas de capital del país; lo cual puede presionar el tipo de cambio al alza.

El gobierno debe realizar ya drásticos recortes presupuestarios, acelerar la absorción del Banco Crédito Agrícola por parte del BCR y posponer algunas inversiones grandes de manera inmediata.

Sabemos que gobiernos anteriores no tuvieron la valentía para tomar medidas más fuertes de reducción de gastos, ni denunciar convenciones colectivas desproporcionadas, ni entrarle a un rediseño del aparato estatal, ni implementar una nueva ley de empleo público, ni vender activos inconvenientes del Estado, ni fusionar entidades ni programas, ni mucho menos impulsar medidas de reactivación económica que nosotros propusimos en su momento y que siguen sin aprobarse en la Asamblea Legislativa.

Continuamos sin observar medidas estructurales de contención del gasto a mediano y largo plazo, sino simples “parches” financieros que alivian temporalmente el problema por la vía del aumento de más ingresos, sea a través de más impuestos o de préstamos.


NOTAS ANTERIORES


¿Ante una Huelga de Brazos Caídos?

Miércoles 05 agosto, 2020

La década de 1940-1949 fue compleja, por el escenario nacional y los acuerdos políticos que se habían disuelto o roto, Calderón – León Cortés, y por los acuerdo

Viendo los vientos que se avecinan

Martes 04 agosto, 2020

Estamos acercándonos peligrosamente a una condición de tormenta económica resultado de dos fenómenos que han confluido en el año 2020







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.