Crecimiento en la región
Enviar

Crecimiento en la región

A pesar de la crisis internacional, la región centroamericana a la fecha ha presentado un balance bastante positivo. No es secreto que buena parte de ese resultado se debe al incremento de la Inversión Extranjera Directa, por una parte; por la otra, al aumento del gasto público propio de una campaña electoral.
Esto último es especialmente cierto para Guatemala y Nicaragua, pero de igual manera el efecto político ha contribuido, bien positiva o negativamente, en el desempeño de los países de la región.

El comentario de algunos analistas locales apunta a que los países centroamericanos han visto un incremento importante en sus exportaciones de productos, como es el caso del café, que luce en auge; así como la piña y el banano entre otros.
Otro factor que parece estar influenciando es el aumento del tráfico aeroportuario, lo que supone mayor incidencia del turismo y de los viajes de negocio.
No obstante, el aumento inflacionario continúa siendo la mayor preocupación de los inversionistas, pese a que se reconoce que ante la presencia de un cierto nivel de desarrollo levemente sostenido, la generación de una moderada alza en los precios de los bienes y servicios es normal.
El crecimiento experimentado según la información divulgada por los bancos centrales de cada país de la región, indica que Honduras ha venido creciendo en promedio un 5% anual; mientras que Guatemala lo ha hecho alrededor del 3,5% anual.
De la misma forma, El Salvador ha experimentado un crecimiento cercano al 6%, mientras Costa Rica y Panamá se ubican en el 4% anual y el 5% respectivamente.
Estas cifras que lucen bastante prometedoras tienen un talón de Aquiles, según los economistas, y es la sostenibilidad; sin embargo, los inversionistas parecen no estar muy de acuerdo ya que el aumento de la inversión privada en Panamá en lo que va de 2011 se ubica cerca del 11,6%, cifra que no se aleja mucho de lo presentado en otros países.
De hecho, situaciones como la posible integración de bolsas de valores de la región (como la que realizaran Costa Rica y Nicaragua; así como otras medidas de integración que están sonando con fuerza, parecieran traer optimismo sobre el istmo.
A pesar de lo anterior, no escapan del análisis de los inversionistas las posibles consecuencias del plan fiscal en Costa Rica o del elevado costo de la criminalidad en Guatemala y El Salvador, pero a todas luces se denota que el interés por la región sigue.
En nuestra opinión, hay oportunidades para el inversionista local, de colocar recursos en proyecto regionales y por supuesto hay una gran oportunidad para el mercado de valores de lograr emisiones regionales que permitan financiar proyectos de envergadura para los países, sobre todo aprovechando esta racha de confianza que se mantiene sobre la región y que dadas las condiciones de la economía mundial, puede ser hasta considerada un privilegio.

Alfredo Puerta, MBA
[email protected]
Twitter @alfredopuerta

Ver comentarios