Crecimiento aceptable, deuda alarmante, señala Plan Macro
Enviar

RESUMEN EJECUTIVO
La buena noticia es que la economía crecerá a un ritmo razonable, de acuerdo con la revisión semestral, presentada el sábado por el Banco Central.
Entretanto, la amenaza de que el Gobierno encuentre problemas para cancelar su deuda aumenta, ya que en 2018 llegará a casi la mitad del valor de la producción nacional, mientras las tasas de interés podrían subir.
Aparte de eso, se esperan una baja inflación y presiones para una depreciación del colón.

 

La buena noticia es que la economía seguirá creciendo a un ritmo razonable, de acuerdo con la revisión semestral, presentada el sábado pasado por el Banco Central.
Se trata de una expectativa del 4,3% de crecimiento del producto interno bruto para 2017, así como del 4,2% para este año, tal como se estimó desde enero.
Sin embargo, el crecimiento se vería afectado por el bajo dinamismo de varias de las grandes economías del mundo, sobre todo en Estados Unidos, que contará con un incremento del 2,2%.
Tampoco se espera un mejoramiento significativo en la tasa de desempleo, que cerrará el año en el 9,5%.


Otras preocupaciones incluyen que no puede invertirse la crónica tendencia del Gobierno de pedir cada año más dinero para sufragar sus costos, incluso en 2018 podría llegar a un punto de inflexión.
Al llegar a una deuda equivalente al 49% del Producto Interno Bruto (PIB), podría requerir medidas drásticas, asevera al Banco.
Se alcanzaría este nivel, sin una reforma fiscal, así como del gasto público, en caso de mantenerse varios tipos de programas, como son las pensiones con cargo al presupuesto, así como las remuneraciones de los funcionarios, señala el informe.
Para 2017, el déficit sería del 6,5% del valor de la producción nacional, mientras este año cerrará en un 6,0%, levemente por debajo de lo que se pronosticó en enero, pero mayor al nivel del año pasado.
Los intereses por su parte podrían subir en 2017, mientras el Gobierno pide más dinero en el mercado local, al tener el acceso limitado a los fondos en el extranjero.
Aparte de eso, se espera una baja inflación, y existirían presiones para una leve depreciación del colón ante una mayor competencia por los fondos prestables.
En cuanto a la inflación, podría retomar el ascenso en 2017, aunque no sobrepasaría una tasa de alrededor del 3%.

201608021920180.rec-10-11.gif


Ver comentarios