Enviar

Si con nuestros recursos hemos podido lograr la Costa Rica de hoy, capaz de acoger a miles de nicaragüenses necesitados de trabajo y hogar, está claro que podemos continuar

Crecer por encima de ataques indignos

Los problemas que ha tenido y tiene nuestro país con el vecino del norte, Nicaragua, probablemente no se hubieran presentado, o hubieran sido de mucho más fácil manejo, si los sucesivos gobiernos no hubieran mantenido abandonada como lo han hecho a la zona norte, hacia la costa atlántica.
Si en las últimas décadas se hubiera promovido el desarrollo en esos territorios otra hubiera sido la situación y, actualmente, la mejor defensa sigue siendo esa: desarrollar la zona.
Costa Rica debe tener un plan país capaz de elevarse por encima de las antojadizas promesas que tantas veces mueven a las estrategias político electoreras y, con acertada visión de futuro, seguir un adecuado plan de desarrollo.
Esto deberá contemplar siempre una atención a nuestra zona norte que prevenga cualquier intento de los que cíclicamente provienen del vecino país al calor de las ocurrencias de sus gobiernos de turno.
Esto evitaría a Costa Rica tener que reaccionar, como ahora, ante invasiones como la ocurrida en Isla Calero u otro tipo de irrespetos o atropellos. Nuestro crecimiento no debería estar condicionado en modo alguno por acciones provenientes de otra nación, sino por nuestra visión y nuestro propio plan país.
Si con los recursos que tenemos hemos podido lograr la Costa Rica de hoy, capaz de dar acogida a miles de nicaragüenses que no tuvieron opciones de trabajo para el mantenimiento de sus familias en su país, está claro que somos capaces, si queremos, de continuar nuestro camino.
Afortunadamente, para hacerlo no necesitamos invadir territorios ajenos. Ojalá no caigamos nunca en la vergonzosa situación de tener que cometer actos ilegales e inmorales para despertar falsos nacionalismos.
La integridad y dignidad de Costa Rica, con toda su riqueza, debemos ser capaces de mantenerlas y desarrollarlas, para el mayor bienestar de todos los costarricenses actuales y de las futuras generaciones, a base de trabajo y de proporcionar a nuestra población salud y educación para que pueda desempeñarlo.


Ver comentarios