Crece escalada contra prensa en Honduras
Enviar
Crece escalada contra prensa en Honduras

El secuestro y asesinato del periodista Alfredo Villatoro se suma a una escalada contra la prensa de Honduras, donde en los últimos dos años han muerto de manera violenta 23 informadores, sin que ningún caso haya sido esclarecido.
Este crimen ha conmocionado a la sociedad hondureña, que nuevamente ha exigido el cese de la extrema violencia que se cobra la vida de unas 15 personas al día, en un país de cerca de 8 millones de habitantes sitiado por grupos criminales ligados al narcotráfico.

Los periodistas no escapan a esa situación y en 10 días han sido asesinados Villatoro y Erick Martínez, de 32 años y portavoz de una organización de la diversidad sexual, cuyo cuerpo golpeado fue hallado el pasado día 7 en una aldea cercana a Tegucigalpa.
Los medios y diversos sectores sociales hondureños, así como gobiernos y asociaciones de periodistas de la región, condenaron este miércoles el crimen contra Villatoro, cuyo cadáver tiroteado fue encontrado anoche en el sur de Tegucigalpa.
Por su parte, el jefe del Estado, Porfirio Lobo, ofreció una recompensa de más de $150.000 por información que ayude a capturar a los asesinos.
De 47 años y padre de tres hijos, el informador había sido secuestrado la madrugada del pasado día 9, al parecer por seis hombres, cuando se dirigía a su trabajo en la emisora HRN, una de las dos cadenas más importantes del país centroamericano.
Lobo se reunió ayer de "urgencia" con el Consejo de Defensa y Seguridad para tratar sobre el caso y a lo largo de esta jornada ha recibido en su despacho a directores de medios de comunicación.
En declaraciones al canal 5 de la televisión local, el presidente dijo que las investigaciones del caso están "muy avanzadas" según le comunicó el ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla.
"Nadie está vacunado contra este tipo de cosas, nos puede suceder a cualquiera, es una lucha contra la delincuencia, pero hay que tener fe en Dios, hay que tener fortaleza para seguir adelante", dijo el mandatario a la televisión local.
El portavoz de la Policía, Héctor Iván Mejía, dijo que el asesinato de Villatoro es un mensaje "directo al Estado" y aseguró que se investigará "quienes están detrás de este asesinato".
"La población debe prepararse porque está es una guerra sin cuartel (...) ninguna persona o estructura criminal que esté operando en el país está segura, también ellos se deben sentir inseguros", enfatizó Mejía.
La embajadora de Estados Unidos en Tegucigalpa, Lisa Kubiske, exigió a través de la red social Twitter "una investigación rápida para traer a la justicia a los asesinos que tratan de apagar las luces brillantes de Honduras".

Tegucigalpa/EFE


Ver comentarios