Enviar
Reforma de salud en EE.UU. ayudaría a negocio nacional
Crece competencia en turismo médico
Costa Rica se disputa el mercado con gran cantidad de países

Redacción
[email protected]
Colaboró con esta nota el periodista Daniel Chacón

Aunque muchos detalles del recién aprobado plan de Estados Unidos de seguro médico no se han resuelto, en apariencia, las nuevas disposiciones estimularían la demanda de los norteamericanos para recibir tratamiento en otras naciones, incluida Costa Rica.
Por otro lado, el turismo médico enfrenta retos importantes pues cada vez son más los países que compiten por atraer a los potenciales pacientes.
En los últimos años, la cantidad de hospitales que ofrecen un alto nivel de servicio ha crecido de forma impresionante. En el ámbito mundial son más de 300, de los cuales tres cuartas partes empezaron a competir desde 2006, según datos de la Joint Commission International (JCI), un ente independiente, sin fines de lucro.
En este contexto, los proveedores costarricenses elaboran nuevas estrategias; en ese sentido, el grupo al cual pertenece el Hospital Cima lanzó hace pocos meses un sitio llamado Medical Travel Value, que informa a los norteamericanos acerca de las opciones que les brinda en Costa Rica.
El Cima también es parte de un nuevo consorcio llamado Pro Retire, que promociona la inversión de parte de los jubilados estadounidenses en el país, sobre todo en Guanacaste, donde está por construir un importante centro médico que se inaugurará posiblemente el año entrante.
“Vamos a satisfacer las necesidades de las personas mayores, desde las casas hechas para ellas, hasta los servicios de enfermeras y doctores, dijo el Dr. Arden Bennett, director general del Hospital Cima.
El proyecto busca beneficiarse del envejecimiento de la población de Estados Unidos, especialmente de los 79 millones de personas que forman parte de la llamada “generación de los boomers”, nacidos entre 1946 y 1960.
Por su parte, el Hospital Clínica Bíblica participa en todos los congresos internacionales posibles. “Contamos con una sección de medicina turística que se encarga de contactar pacientes, recibirlos en el aeropuerto hasta darles un seguimiento luego de sus procedimientos”, dijo el Dr. Jorge Cortés, director general médico de ese centro de salud.
Además, la Bíblica cuenta con convenios con distintas empresas aseguradoras en Estados Unidos, entre ellas Blue Cross / Blue Shield, así como un contrato de prestación de servicios a empleados de Wall-Mart.
Además, el sector espera que el Gobierno lo respalde con la promoción de conferencias en Estados Unidos acerca del turismo médico.
Mientras tanto, los proveedores costarricenses de servicios médicos deben mantener una posición de liderazgo entre los numerosos países que desean aumentar su participación en el negocio.
En la actualidad, la JCI tiene acreditados más de 300 hospitales en todo el mundo, lo que significa que sus normas se consideran al menos tan altas como las de América del Norte.
En los países con los cuales Costa Rica compite potencialmente, la gran mayoría de las acreditaciones se han producido desde 2006. Tan solo en México, por ejemplo, la JCI ha acreditado a ocho establecimientos en los últimos cuatro años. En Costa Rica, los que cuentan con esta situación privilegiada son el Cima, la Bíblica y el Hospital Hotel la Católica.
Actualmente, los más importantes destinos de turismo médico son la India y Tailandia, donde un puente del corazón cuesta $11 mil, menos del 10% de la media de cuota de Estados Unidos, según un informe de octubre 2009 en la revista Fast Company.
Pero la competencia también viene de Europa del Este y Oriente Medio, así como otros países asiáticos.
Entre las ventajas competitivas de nuestro país están la facilidad de viajar entre Costa Rica y Estados Unidos y una reputación de los servicios médicos de alta calidad.

ENTREVISTA EXCLUSIVA Dr. Stephen Neeleman
La reforma del sistema de salud de Estados Unidos, aprobada el mes anterior, tendría un efecto positivo para Costa Rica.
Bajo las nuevas reglas, unos 40 millones de norteamericanos, actualmente no asegurados, estarán obligados a obtener un seguro médico, a partir de 2014.
Muchas de esas personas no tienen exceso de dinero, en gran parte, no están aseguradas porque no han querido pagar por este servicio.
Mientras una combinación de impuestos y ahorros subsidien este costo nuevo, las personas que se integrarán al sistema tendrían que erogar su propio dinero para cubrir la diferencia.
En este caso, buscarán opciones eficientes, sobre todo planes como Cuentas de Ahorro de Salud (Health Savings Accounts), que les resultarán más cómodos, siempre y cuando encuentren servicios médicos competitivos, dado que este tipo de plan obliga al cliente de sufragar una parte del costo.
Es probable que se incrementen las opciones domésticas que ofrecen servicios eficientes a este grupo de potenciales pacientes.
Al mismo tiempo, es casi cierto que una de las opciones que les resulten atractivas es la de los viajes médicos, aprovechando una combinación de alto nivel de calidad y precios atractivos.
En este caso, uno de los retos para los proveedores de este tipo de servicio en Costa Rica sería concientizar al público norteamericano sobre los beneficios que ellos brindan.

Dr. Stephen Neeleman es el CEO de Health Equity Corporation, una de la más grandes administradoras de planes de salud de Estados Unidos



Ver comentarios