Crece apoyo a despenalización de la marihuana en Estados Unidos
Brote de marihuana medicinal para un cliente en el dispensario del Centro Médico de Salud en Denver, Colorado. Bloomberg/La República
Enviar

Los estadounidenses han cambiado de opinión respecto a la marihuana. En menos de una generación, la opinión pública se ha volcado en contra de las leyes que prohibieron la marihuana, un cambio histórico en las actitudes hacia la despenalización.
En cuatro estados de Estados Unidos y el Distrito de Columbia, la marihuana ahora es legal para uso recreativo, lo cual activa el debate sobre cómo debería regularse, consumirse y gravarse en momentos en que aumenta su aceptación.


Este año Maine, Massachusetts, Nevada y California realizarán referendos sobre la legalización de la marihuana para uso recreativo. Arkansas y Florida considerarán la legalización para uso médico. La marihuana legal, los cigarros y productos como chocolates y dulces que contienen cannabis, generaron ventas por alrededor de $3 mil millones en Estados Unidos en 2015.
Los electores en Washington y Colorado fueron los primeros en aprobar el uso recreativo de la marihuana en 2012, seguidos por Oregón, Alaska y el Distrito de Columbia dos años después. Aunque la marihuana sigue siendo una sustancia ilegal bajo la ley federal, el Departamento de Justicia ha dicho que no cuestionará las leyes de los estados.
En 2015, Colorado recaudó $135 millones en impuestos estatales y derechos de 240 expendios de marihuana.
Desde 2013, varias encuestas han demostrado que la mayoría de los estadounidenses piensan que la marihuana debe ser legal. En 1969, el año de Woodstock, solo el 12% estaba de acuerdo, lo que indica un cambio generacional que también amplía la aceptación de otras tendencias, como los matrimonios entre personas del mismo sexo.
Sin embargo, la marihuana no ha ganado legitimidad en otras partes de Estados Unidos. En 2015 los electores de Ohio rechazaron la legalización de la marihuana con fines médicos y recreativos.
Uruguay se convirtió en el primer país en legalizar la marihuana en 2013, desafiando un tratado internacional sobre drogas. Y el Presidente de la nación latinoamericana instó a países más grandes a reconsiderar su estrategia en la guerra contra las drogas. El Presidente de México dijo en abril que quería relajar las leyes que penalizan a los consumidores de marihuana. Alcaldes en algunas ciudades de los Países Bajos, que han tolerado el consumo de marihuana en establecimientos especiales desde 1970, pidieron al Gobierno holandés empezar a regular a los cultivadores y los vendedores, como sucede en Estados Unidos.
La marihuana fue prohibida en Estados Unidos en la década de 1930, casi en la misma época que se levantó la prohibición al alcohol, que duró 13 años, mediante una enmienda constitucional.


Ver comentarios