Enviar
Educación superior recibió ¢58 mil millones durante el primer cuatrimestre del año, un 18% más que en el mismo periodo del año anterior
Crece inversión para universidades

• Asignaciones al sector educativo este año podrían subir hasta ¢180 mil millones
• Con ingresos corrientes totales de ¢830 mil millones, Hacienda logró un superávit financiero de ¢90 mil millones durante el primer cuatrimestre de 2008

Wilmer Murillo
[email protected]

Las finanzas públicas continúan viento en popa, y de la bonanza se están beneficiando las universidades estatales de Costa Rica.
De hecho son los rubros de gasto del poder central que más han crecido en el primer cuatrimestre.
De enero a abril, el Ministerio de Hacienda transfirió más de ¢58 mil millones a la educación superior. Este financiamiento podría alcanzar al concluir el año pocos más de ¢180 mil millones.
En comparación con el primer cuatrimestre del año anterior, el incremento es del 18,2%, y en años atrás los crecimientos han llegado hasta un 24% el año pasado y el 26% en 2006.
Las relaciones del Ministerio de Hacienda y las casas de enseñanza superior han sido de miel sobre hojuelas.
La cartera de Hacienda ha logrado cumplir el convenio con las universidades que establece que debe girar una asignación porcentual creciente en relación con el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB).
Sin embargo, este año estaría llegando a su fin el plan quinquenal que Hacienda suscribe con el Consejo Nacional de Rectores (Conare), y el ministro Guillermo Zúñiga siente que “debemos sentarnos para buscar una nueva forma de asignar los recursos”.
Aunque Zúñiga adujo que la asignación adecuada de recursos a las universidades no está en discusión, el esquema actual le mete una gran inflexibilidad al presupuesto nacional.
Las universidades disponen de un gran nivel de autonomía lo que hace difícil determinar cómo utilizan los dineros. “Esperemos que estén haciendo buen uso de ellos”, agregó el Ministro.
Los claustros beneficiados son la Universidad de Costa Rica, la Universidad Nacional, el Instituto Tecnológico y la Universidad Estatal a Distancia.
Entre otros gastos para educación con cargo al presupuesto figuran además, ¢800 mil millones para el Ministerio de Educación, transferencias a colegios universitarios y los nuevos compromisos con la Universidad Técnica de Alajuela.
Con ingresos corrientes totales de ¢830 mil millones, el Ministerio de Hacienda logró en el cuatrimestre un superávit financiero de ¢90 mil millones. Aparte de las asignaciones para educación, este superávit permitirá una mayor inversión en seguridad y agricultura, dijo Zúñiga.
Además, será posible financiar “los gastos adicionales destinados a mejorar la seguridad, promover la siembra de granos básicos y extender la política de combate a la pobreza”, indicó el Ministro.
Entre estos gastos se destaca un presupuesto extraordinario para seguridad de cerca de ¢14 mil millones, y otro de ¢20 mil millones para el plan nacional de alimentos que pretende impulsar la siembra de granos básicos.
El superávit en el primer cuatrimestre es ampliamente superior al del mismo periodo de 2007, cuando apenas alcanzó cerca de ¢502 mil millones.
De enero a abril de 2008, los ingresos se ubicaron en ¢830 mil millones aproximadamente.
Las principales fuentes de recaudación fueron los impuestos aduaneros, el impuesto sobre la renta y el impuesto de ventas, entre otros.
Por su lado, los gastos llegaron a cerca de ¢740 mil millones, para un incremento del 15,6% en comparación con el primer cuatrimestre del año pasado.
Ver comentarios