Enviar
Martes 27 Octubre, 2009

Crear polos de desarrollo

Costa Rica es un país territorialmente pequeño pero con una gran cabeza (la GAM). Esta conformación actual concentra gran parte de la población en el Valle Central y por consiguiente esas aglomeraciones de infraestructura y población, generan una serie de problemas que se podrían obviar si el país impulsara polos de desarrollo en las diferentes zonas del país.
La Gran Area Metropolitana es producto de un repetido desorden que ha venido creciendo año con año. Para nadie es ajeno el caos vial, la estrechez de todas las carreteras y caminos vecinales, el gigantesco desorden en la construcción de asentamientos humanos, muchos de ellos a orillas de ríos o al filo de barrancos, conglomerados habitacionales sobrepoblados, que más bien semejan tugurios infinitos y deformes.
Esta “gran ciudad” requiere todos los días muchos servicios: agua, electricidad, transporte, vías de comunicación, educación, abastos etc. Como sabemos, las mejores tierras para la producción de alimentos, están precisamente en la zona que poco a poco hemos ido cubriendo con asfalto, cemento y polución. Hemos invadido las zonas montañosas de recarga de donde proviene mucha del agua potable que necesitamos. Hemos convertido todos aquellos limpios ríos del Valle Central, en cloacas a cielo abierto (basta con acercarse al rió Virilla o al Tiribí).
Mucha de nuestra población rural continúa migrando hacia el centro del país, en busca de oportunidades de empleo, vivienda y educación. Esta situación presiona todos los días al sistema que ha tenido que ir adaptándose sin ningún control, sin ninguna planificación y sin ninguna previsión. Las municipalidades lo saben bien por que tienen mucha responsabilidad en el dibujo de este triste paisaje.
La solución, en parte, estaría en la creación de polos de desarrollo que incluyan ciudades y pueblos debidamente planificados, universidades y escuelas técnicas y principalmente fuentes de trabajo como sucede hoy día con Guanacaste, con toda la actividad turística que ahí se genera. A manera de ejemplo de lo que se puede hacer, lo vemos en el hecho de que ya logramos desplazar a Liberia a una gran cantidad de turistas que anualmente entraban por el Juan Santamaría, esto ha ayudado a descongestionar la capital y sus alrededores y ha llevado mayores ingresos a la zona norte.
La carretera costanera sur es un buen ejemplo de cómo se puede descongestionar el Valle Central. Esa infraestructura vial sacará a miles de vehículos de la GAM y llevará progreso a la costa y a sus pobladores.
Si nos proponemos hacer lo mismo en la zona sur: en las ciudades de San Isidro de El General, Ciudad Neily; en la zona atlántica: Limón y Guápiles o en el Pacífico central: en las ciudades de Puntarenas y Jacó; en las llanuras del norte: en Ciudad Quesada y otras más talvez, podríamos así evitar las migraciones internas, aprovechar mejor los recursos humanos y naturales como el agua y las tierras cultivables; podríamos planificar con visión de futuro los complejos habitacionales y se crearía a largo plazo un equilibrio y una mayor calidad de vida para todos los costarricenses.


Johnny Sáurez Sandí