Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Costos amenazan auge agrícola en EE.UU.

| Jueves 28 agosto, 2008



Costos amenazan auge agrícola en EE.UU.


Washington -- Los agricultores de Estados Unidos están disfrutando del mayor ingreso en treinta años porque los precios de frutos como el maíz y la soja han subido a alturas sin precedentes. El problema que tienen es que los costos están subiendo aún más rápidamente, lo que aviva el temor a una contracción de las ganancias.
En un informe que tiene previsto difundir mañana, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) probablemente diga que los costos están aumentando al tiempo que los ingresos se moderan, situación parecida a la que condujo a la crisis agrícola de los años ochenta del siglo pasado, la peor desde la Gran Depresión, dijo Gary Schnitkey, profesor de Economía Agrícola en la Universidad de Illinois. El maíz, el trigo y la soja están al menos un 18% por debajo de sus máximos.
El costo de los fertilizantes se ha duplicado en régimen interanual, en tanto el combustible ha subido un 62%, según estadísticas del USDA. Los gastos probablemente superen la cifra de $279.200 millones calculada por el USDA en febrero, lo que erosionaría unas ganancias del 2008 que, según previsiones del Gobierno en febrero
, sentarán una marca de $92.300 millones en el conjunto del año, dijeron agricultores y economistas.
“El ingreso llegó a su apogeo este año”, dijo Kurt Line, que posee o administra más de 6.800 acres (2.750 hectáreas) de tierras de labranza cerca de Momence, estado de Illinois. “Debe de haber una caída importante en el 2009. Con la cantidad de dólares que arriesgaremos en los dos próximos años, los márgenes de ganancias no serán grandes”.
El departamento hará el primer pronóstico de ingreso agrícola del 2009 en noviembre.
Si bien el ingreso ha subido respecto del año pasado, la tendencia alcista de los precios de los mayores cultivos del país, iniciada en el 2006, ha perdido vigor desde fines de junio o principios de julio, por los indicios de que las inundaciones en la zona del Midwest o norte central del país pueden haber hecho menos estragos en las plantas de maíz y soja de lo que los analistas habían predicho.
El maíz, la más valiosa cosecha de Estados Unidos, que produjo una cifra récord de $52.100 millones el año pasado, bajó un 26% de su apogeo del 27 de junio de $7,9925 por bushel o fanega en la bolsa de futuros CBOT de Chicago. La soja, tras dispararse un 78% en el 2007, se desplomó un 18% desde un precio máximo de $16,3675 por bushel sentado el 3 de julio. El trigo, que subió un 77% en el 2007, se ha precipitado un 37% desde su récord de $13,4925 por bushel del 12 de marzo.
Los agricultores probablemente gasten un tercio más en la siembra el año que viene, calculó Schnitkey.
Los fertilizantes, que r
epresentan el segundo mayor gasto de los agricultores de maíz y soja después del terreno, se ven afectados por la espiral de los costos del combustible, dijo Bob Young, economista jefe de la American Farm Bureau Federation.
“Hará falta que el maíz esté a $5 el año que viene tan solo para cubrir los costos”, dijo Young, que representa a la mayor agrupación de agricultores de Estados Unidos. “La gente piensa que estamos al borde de un precipicio”.
Los contratos de futuros del maíz para entrega en diciembre cerraron a $5,94 por bushel el 26 de agosto en la CBOT, y el precio del grano para entrega dentro de un año se situó más tarde en $6,31.
Si los precios caen, el agricultor tendrá menos dinero disponible para comprar equipo nuevo, lo que a su vez pondrá en peligro el aumento de las ventas que los fabricantes de maquinaria agrícola han disfrutado por dos años, dijo Young.
Deere, el mayor fabricante de equipo agrícola de Estados Unidos, con sede en Moline, estado de Illinois, dijo el 13 de agosto que las ventas de dicha maquinaria aumentarán un 25% en Estados Unidos y Canadá este año. El segundo abastecedor en este renglón, Agco Corp., con sede en Duluth, estado de Georgia, dijo el 29 de julio que las ventas de maquinaria en Norteamérica aumentaron un 36% en el segundo trimestre.
Deere dijo que subirá los precios de los tractores grandes de ruedas hasta un 7% y los de las combinadas hasta un 10,5% el año próximo para cubrir los costos de materiales. El vocero de la empresa, Kenneth Golden, se negó a dar más pormenores.