Enviar

En la práctica, una de las cosas que Costa Rica ha sabido hacer bien, es generar electricidad para las necesidades de la población, con la menor contaminación posible. Deberíamos encontrar consensos para continuar con una generación lo más limpia y barata posible


Costo eléctrico se puede mejorar


El caliente tema del costo de la electricidad, fue abordado ayer por este medio con un análisis claro.
Este nos dice que dicho costo no aumentaría de forma significativa en los próximos años y que el promedio anual de incremento en el periodo 2009 – 2013 fue en realidad de tan solo un 4%.
Esta realidad seguramente puede producir un clima de tranquilidad tanto en el sector productivo como en los hogares del país, que han estado preocupados por un supuesto fuerte aumento del costo de la electricidad.
En la práctica, una de las cosas que Costa Rica ha sabido hacer bien, es generar electricidad para las necesidades de la población, con la menor contaminación posible.
Es decir, que la mayoría de la generación es hidroeléctrica yendo esto de la mano con la vocación general del país, de conservar la naturaleza y producir la menor contaminación posible.
Por otra parte, el ICE, con su capacidad de conseguir financiamiento para grandes proyectos, planifica ahora dos nuevas plantas geotérmicas (Pailas 2 y Borinquen), que generarán electricidad constante y sin contaminar a partir de unos diez años. Una generación, esta, que no dependerá de factores climáticos.
Únicamente en los meses en que no llueve, se ve hoy el país necesitado de producir algo de electricidad quemando combustibles fósiles.
No obstante, aunque se espere una estabilidad en el precio de la electricidad (salvo fenómenos naturales extraordinarios), este podría bajar un poco si se incrementa la competencia entre el ICE y el sector privado, en el caso de que este hiciera una propuesta que cumpliera con los criterios de una forma más competitiva que la del ICE.
Nuestra situación en comparación con el resto del Istmo, no es mala, a pesar de que nuestra generación, en su mayor parte, no es contaminante.
Aparte de Honduras, que tiene un costo por electricidad menor al nuestro pero unas condiciones diferentes también para hacer negocios, Guatemala usa el carbón como base energética, más barata pero altamente contaminante. En Nicaragua los precios son más altos que los nuestros y en El Salvador y Panamá los mismos se subsidian.
Nuestra situación, como vemos, está bastante bien. Deberíamos encontrar consensos para continuar con una generación lo más limpia y barata posible.
 

Ver comentarios