Costo de combustibles no aplaca consumo
Enviar

Este año se emplearán unos 2 millones de barriles de derivados de crudo más que en 2006
Costo de combustibles no aplaca consumo

• País pagaría $194 millones más por la compra de hidrocarburos en comparación con el año anterior

• Generación térmica y transporte son los sectores que consumen la mayor cantidad de petróleo

Danny Canales
[email protected]  

El aumento en los precios de los combustibles es un asunto que parece no mortificar mucho a los costarricenses, al menos eso es lo que dejan entrever las cifras de consumo.
Solo en los primeros diez meses del año se han importado 1,4 millones de barriles más de hidrocarburos que en el mismo periodo de 2006.
Y el cierre de año no es nada alentador pues se estima que 2007 terminará con un consumo de 2 millones de barriles por encima que el año anterior.
Concretamente la proyección apunta a que este año se consumirán 19,2 millones de barriles de los distintos productos extraídos del petróleo.
Así lo revelan los registros de importación de combustibles aportados por la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope).
La voracidad de la demanda de hidrocarburos se mantiene a pesar de que el costo del barril de petróleo está a las puertas de alcanzar los $100.
El viernes pasado, cada barril de crudo West Texas Intermediate (WTI), que sirve de referencia en el país, cerró en $94,54 en la Bolsa de Nueva York, aunque llegó a alcanzar los $96,7 a mitad de semana.
Ese alto precio del petróleo influye directamente en la economía, debido a que el país debe sacar más dinero para comprar el crudo necesario para abastecer el mercado.
Las estimaciones apuntan a que para adquirir los combustibles para el consumo de este año se ocuparán más de $1.400 millones, según Recope.
Esa cifra es semejante a las exportaciones del sector agrícola de enero a setiembre de este año, de acuerdo con las cifras que maneja Procomer.
Para los economistas la poca conciencia por el ahorro de petróleo es un círculo vicioso que termina golpeando el bolsillo de todos.
“El precio de los combustibles incide en los costos de todos los demás productos y servicios, así como en la inflación”, explicó Luis Mesalles, de la firma Ecoanálisis.
Incluso podría atribuírsele, en parte, a la escalada en el costo de los combustibles el hecho de que el Banco Central haya reconocido que no se cumplirá la meta de inflación para este año, que había sido estimada en un 8%.
Los sectores que más han demandado combustible en los primeros diez meses de este año son el de transporte y la generación térmica.
Solo en diésel, se han consumido casi 456 mil barriles más en los primeros diez meses del año en relación a igual periodo de 2006.
El Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) es el que más ha aumentado la demanda de ese producto con un 47% más (367 mil barriles) de consumo que el año pasado.
La institución debió quemar más derivados del crudo para atender la escasez de energía que hubo en el pasado verano, explicó Pedro Pablo Quirós, presidente del ICE.
El diésel es el producto que más ha aumentado en este año. En total un 47% con respecto al año anterior.
Sin embargo, también inciden en la alta demanda las pocas medidas de contingencia de los conductores para contener el consumo.
Ejemplo de lo anterior es que este año se han empleado 139 mil barriles más de gasolina regular que en 2006 y casi 84 mil barriles adicionales de súper.
El aumento de la flota de vehículos en alrededor del 10% y las pocas acciones impulsadas por el gobierno para reducir el uso de combustibles influyen en ello.
Un plan piloto de biocombustibles y la restricción de circular por el centro de la capital un día a la semana son las únicas medidas que están en marcha actualmente.
No obstante, la segunda medida no se cumple, según pudo corroborar LA REPUBLICA, debido a la poca presencia de oficiales de tránsito.
Mientras tanto, el precio del crudo no da tregua. Solo este año, el WTI ha subido un 75%.
Esa tendencia se da debido a una serie de factores externos, entre los que destacan las crisis geopolíticas que han afectado a países productores.
También incidieron los huracanes e inundaciones y la alta demanda de productos.
Por su parte, analistas internacionales no descartan que el petróleo alcance los $100 el barril en las próximas semanas como consecuencia del alto consumo para calefacción durante el invierno en el hemisferio norte.




Ver comentarios