Enviar

Costa Rican Taxpayer Bill of Rights

201403302316180.col2.jpg
La Ley de Fortalecimiento de la Gestión Tributaria trajo varias reformas al Código de Normas y Procedimientos Tributarios (CNPT).
En el esfuerzo por dotar a la Administración Tributaria de amplias facultades en sus labores de gestión y fiscalización, dicha ley rozó con la Constitución.
Por ejemplo, al establecer la obligación de pagar o garantizar dentro del plazo de 30 días las deudas tributarias determinadas en un proceso de fiscalización. Esto, aun cuando el acto administrativo que determinó las deudas está siendo objeto de impugnación.
Otro ejemplo es el carácter confiscatorio de las sanciones. Estas podrían ser de hasta 100 salarios base para el contribuyente que incumpla el suministrar información o se resista a las actuaciones administrativas de control.
Dicha ley igualmente introdujo los Derechos y Garantías del Contribuyente, los cuales parecen limitados si se les compara con conceptos similares de países más desarrollados.
Si analizamos el “Taxpayer Bill of Rights” de la Administración Tributaria Canadiense (Canada Revenue Agency, CRA) vemos cómo nuestro país está en deuda con sus contribuyentes, en la letra de la ley y en la práctica.
Veamos algunos ejemplos de los derechos de los contribuyentes canadienses:
a. Derecho a la privacidad y confidencialidad. A pesar de que el artículo 171. 9) del CNPT establece este principio en la práctica, la confidencialidad es difícil de lograr. Todos asistimos al evento en el que un dirigente sindicalista alardeó sobre el acceso que tenía a la información de los contribuyentes.
b. Derecho a no pagar las deudas tributarias que están siendo impugnadas hasta tanto no hayan sido revisadas de forma imparcial. Este principio es contrario al pago dentro del plazo de 30 días al cual se hizo referencia anteriormente.
c. Derecho a que la Ley sea aplicada consistentemente. Resulta interesante que el CRA manifiesta que la exactitud y la consistencia son esenciales en la administración de la legislación tributaria. El CRA toma medidas para que la ley tributaria se aplique de forma consistente a lo largo del país.
d. Derecho a presentar una queja por los servicios y a recibir una explicación de los hallazgos. El CRA define su labor como un servicio que debe ser realizado con calidad y eficiencia en el tiempo.
e. Derecho a que los costos asociados al cumplimiento tributario sean tomados en cuenta. El CRA manifiesta la necesidad de minimizar el tiempo, el esfuerzo y los costos de los contribuyentes en el cumplimiento de sus obligaciones. El CRA cree, además, que la mayoría de los contribuyentes cumplirán voluntariamente con las obligaciones tributarias si se les dan la oportunidad, la información y las herramientas. A tal efecto el CRA declara que promoverá que las relaciones con el contribuyente sean honestas, francas y tan convenientes como sea posible.
A la luz de lo anterior, parece que aún debemos evolucionar en las relaciones entre Administración Tributaria y los contribuyentes.

Randall Madriz
Abogado tributarista
[email protected]

Ver comentarios