Costa Rica y El Salvador se unirían vía ferry
Enviar

Naviera española haría inversión por $74 millones en la región

Costa Rica y El Salvador se unirían vía ferry

Transporte vía marítima acortaría tiempos para exportadores e importadores

El lento tránsito de mercancías en las fronteras centroamericanas podría resultar una buena oportunidad de negocio para una empresa naviera española, la cual plantea unir los puertos de La Unión, en El Salvador, con Puntarenas, en Costa Rica, por medio de un ferry que haría el transporte de mercancías en la región.
Esta opción reduciría a menos de un día el tránsito entre ambos países, pues la carga no tendría que viajar vía terrestre y pasar por los trámites de los puestos fronterizos de Honduras, Nicaragua y Peñas Blancas.
Los viajes se realizarían todos los días en un barco tipo ferry, con capacidad para el transporte de 120 furgones con carga.
La nave tendría condiciones para que los choferes de los tráileres puedan viajar con comodidad. Más adelante, se pretende que también pueda transportar turistas.
“El objetivo de este proyecto es crear una alternativa a la carretera panamericana. Debido a las aduanas, hay muchos problemas para el transporte en esa vía”, comentó Carlos López Barrundia, representante en El Salvador de la española Naviera del Odiel.
La ruta entre La Unión y Caldera forma parte de un plan de recorridos que también incluirá el puerto de Corinto, en Nicaragua. La inversión para poner en operación toda la logística y la compra de los transbordadores alcanzaría los $74 millones, aseguró López.
Ambos viajes forman parte de un proyecto más ambicioso que pretende llevar mercancías por todos los puertos del Pacífico de Centroamérica, y se inspira en los acuerdos del proyecto Mesoamérica, que procuran una mayor utilización de diversas modalidades de transporte.
Aunque la idea puede resultar atractiva tanto para los transportistas como para quienes comercian en la región, su viabilidad legal no es sencilla. La legislación costarricense establece una normativa para los viajes en este tipo de barco para el país, pero no hay nada reglamentado a nivel de transporte internacional.
“Es necesario ver el marco jurídico y cómo puede incluirse esta figura en nuestro ambiente centroamericano. Si legalmente se pudiera hacer, algunos comerciantes podrían optar por esta modalidad, pero hay otros a los que no les serviría porque sus cargas consolidadas van por diversos países de Centroamérica”, afirmó Francisco Quirós, director ejecutivo de la Cámara Nacional de Transportistas.
Tampoco hay claridad del sitio donde atracarían los barcos de la naviera española. Inicialmente, sería Caldera, según dijo el representante, pero la concesionaria que administra dicho puerto señaló que no tienen conocimiento de alguna solicitud de la firma española.


Oportunidad de negocio
La posibilidad de que la carga regional pueda transportarse vía marítima generaría algunas ventajas.
Tiempos de transporte se reducirían en un día, bajando costos en combustible y viáticos para el transportista
Posibilidad de cumplir pedidos en menor tiempo a clientes centroamericanos
Pequeñas empresas de logística podrían entrar al negocio de la consolidación de mercadería
Mayor seguridad, al evitar el viaje en horas de la noche por sitios solitarios

Rodrigo Díaz
rdiaz@larepublica.net

Ver comentarios