Costa Rica: segundo más democrático
Enviar

Índice Democrático, The Economist

Costa Rica: segundo más democrático

Libertades civiles y transparencia electoral, sus fortalezas

Costa Rica es el segundo país más democrático de Latinoamérica, solo detrás de Uruguay, así como 24° en el mundo, detalla el Índice Democrático de The Economist.
Las libertades civiles conforman una de los principales fortalezas de Costa Rica, que fue seguido por Chile y Panamá, entre los países latinoamericanos,
En el mundo lidera Noruega, mientras que Corea del Norte es considerado el país menos democrático.
El estudio, que incluye 165 naciones, se basa en la transparencia de los procesos electorales, el buen funcionamiento del gobierno, la participación política de la población, cultura política y libertades civiles para otorgar las puntuaciones.
De acuerdo con sus calificaciones los países son catalogados como “Democracias completas”, “Democracias defectuosas”, “Regímenes híbridos” y “Regímenes autoritarios”.

1. Uruguay
Su puntuación de 8,17 lo ubica en el lugar 17 del ranking global, y por ende, es considerada una “Democracia completa”.
Mantiene su lugar desde 2013 y tiene una calificación perfecta de 10 en el apartado de la transparencia del proceso electoral y pluralismo, y libertades civiles.

2. Costa Rica
Junto a Uruguay es la otra “Democracia completa” de Latinoamérica, con una puntuación de 8,03.
Se ubica 24 en el ranking mundial y su puntos altos residen en las libertades civiles y los procesos electorales.

3. Chile
Es 32 del mundo con 7,80 puntos y entra dentro de la categoría de “Democracia defectuosa”.
Su principal escollo camino a una “Democracia completa” es la pobre participación política de su población, donde tiene una clasificación menor a cuatro.

4. Panamá
Mantiene el puesto 47 desde 2011, después de sufrir un descenso de 0,7 puntos ese año.
Tiene como fortaleza la transparencia del proceso lectoral y el pluralismo, mientras que sus debilidades son la cultura política y la participación política.

5. Argentina
Ubicado en el rango de “Democracia defectuosa”, al ocupar el puesto 52 global.
Su calificación de 6,84 se debe principalmente a la transparencia de las elecciones y la garantía del Estado sobre los derechos civiles.

Jeffry Garza
[email protected]

Ver comentarios