Enviar
Ceremonia tendrá lugar hoy en la tarde
Costa Rica despide a Carazo con funeral de Estado
Fallo multiorgánico de corazón, riñón y pulmón produjo su deceso

El gobierno de la República despedirá a Rodrigo Carazo Odio en medio de honores y un decreto de duelo nacional. El sepelio está programado para las 3.30 p.m. y se espera la presencia de diversas personalidades políticas. Así lo confirmó Javier Sancho, encargado de protocolo del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto.
La decisión se tomó horas después del anuncio del fallecimiento del líder político ayer por la tarde, como resultado de una falla multiorgánica luego de someterse a una cirugía de corazón la semana anterior.
Carazo fue un líder cuyo recuerdo será asociado a un gran carisma y su sonrisa.
Con su muerte, muchos costarricenses vuelven a recordar al hombre que afrontó una época compleja de la economía del país, especialmente durante su mandato que se extendió de 1978 a 1982.
Hijo de Cartago desde 1926, dedicó parte de su vida a la gestión pública luego de formarse como economista. Así, llegó a ocupar la silla de director del Banco Central de Costa Rica y la gerencia general de la Refinadora Costarricense de Petróleo. Militó en las filas del Partido Liberación Nacional antes de fundar su propio grupo político: el Partido Renovación Costarricense.
Poco después, y al frente de la denominada Coalición Unidad, tomó las riendas del país e inició su periodo gubernamental.
En medio de una crisis en la que algunos países no podían enfrentar el pago de deudas, la política cambiaria de Carazo estremeció la sociedad costarricense, el precio del dólar se disparó, el colón se devaluó en aproximadamente un 60% y el poder adquisitivo de la población cayó.
En este ámbito, aún resuena en el colectivo el rompimiento de las relaciones de Costa Rica con el Fondo Monetario Internacional, debido a las exigencias del organismo multilateral de disminuir el gasto público y aumentar los impuestos para hacer del país un sujeto de crédito.
Además, el presidente fue un acérrimo enemigo de la dictadura de los Somoza en Nicaragua. Durante su mandato los hilos de la diplomacia estuvieron a punto de reventar, pues apoyó abiertamente la insurgencia sandinista.
Fue a partir del viernes 4 de diciembre que su salud comenzó a deteriorarse. A partir de ese momento, la opinión pública comenzó a recordar parte del legado que dejó al país. La creación del Parque Metropolitano La Sabana y la planta eléctrica de la Laguna de Arenal están entre sus más conocidos logros de infraestructura. La fundación de la Universidad para La Paz y hacer oficial la letra del Himno Nacional son otros dos ejemplos de legados menos conocidos, pero no por ello menos importantes. La partida de Carazo cierra un capítulo de la vida nacional y abre un espacio de reflexión en la política del país.



Rommel Tellez
[email protected]
Ver comentarios