Enviar
Mercado tendría capacidad para crecer en 2 millones de usuarios más
Costa Rica tiene la menor densidad celular de Centroamérica
Considerando consumo de $20 por persona, nuevos clientes facturarían unos $40 millones mensualmente


El mercado costarricense de telefonía móvil tiene la menor densidad de Centroamérica.
Para alcanzar el porcentaje de densidad de Centroamérica, Costa Rica debe al menos duplicar el número de usuarios móviles.
Mientras el istmo registra una densidad promedio de 70,40 celulares por cada 100 habitantes, en el país apenas alcanza 33,76.
Actualmente existen casi 1,8 millones de líneas móviles.
Panamá es el país que presenta la mayor penetración en cuanto a líneas telefónicas. Ahí 90 de cada 100 habitantes tienen una. Le sigue El Salvador con 89,5.
Nicaragua, que es el segundo país con menor densidad registra 37,9 por 100 habitantes, mientras que Costa Rica posee apenas 33,8 soluciones móviles.
A nivel latinoamericano, el país queda aún más rezagado en densidad móvil, pues ocupa el puesto 19 de 21 naciones analizadas. Solo supera a Cuba y Haití.
La diferencia que muestra Costa Rica en relación al resto de los países de Centroamérica es la cantidad de empresas que participan en el mercado celular.
Hasta ahora solo el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) ofrece servicios de telecomunicaciones en el país.
Sin embargo, eso cambiará a partir del próximo año cuando arriben nuevos competidores de telefonía móvil, tras la ruptura del monopolio que se dio el año pasado.
La baja densidad es uno de los mayores atractivos para las multinacionales de telefonía que ansían competir en el mercado nacional.
Lo anterior por cuanto al haber un gran mercado insatisfecho ven la posibilidad de un jugoso negocio.

Haciendo un cálculo moderado, podría estimarse que los 2 millones de clientes nuevos que tendría Costa Rica facturarían unos $40 millones al mes.
Ese monto es suponiendo que cada nuevo usuario pague una factura mensual aproximada de $20.
La misma proyección revela que l
os nuevos usuarios de celulares representarían un mercado anual nada despreciable cercano a los $500 millones.
Se conoce que existen al menos cuatro empresas de telefonía que ya han
realizado gestiones para operar en el mercado interno.
Telefónica y América Móvil ya inscribieron sus marcas, Digicel incluso es patrocinador de la selección nacional de fútbol y Cable & Wireless ha realizado consultas.
Se dice también que la firma mexicana Iusacel y la europea France Telecom podrían considerar disputar una licencia para operar telecomunicaciones en el país.
No obstante el gran potencial que muestra el mercado nacional de telefonía celular, solo hay espacio para que incursionen tres nuevos competidores, según la Sutel.

Danny Canales
[email protected]
Ver comentarios