Enviar
Costarricenses cultivaron más de 7 millones durante 2008
Costa Rica rompió récord en siembra de árboles

• Compañías como Cemex y Wal-Mart respaldaron campaña de reforestación

Ernesto José Villalobos
[email protected]


El esfuerzo que hicieron 60 niños de la Escuela Manuel Belgrano, localizada en Hatillo, para salir a plantar árboles de especies nativas en las márgenes del río María Aguilar rindió frutos.
Los ejemplares sembrados, formaron parte de los 7 millones de árboles que se cultivaron en Costa Rica durante 2008, dentro del Programa “A que sembrás un árbol”.
Dicha iniciativa arrancó en 2007, reportando siembras que superaron en más de 900 mil la meta fijada para ese periodo. Ese año la cifra sembrada en todo el país llegó a 5,9 millones de árboles.
Para 2008, aunque el objetivo propuesto se había elevado en 2 millones, el total de árboles sembrados fue de 7 millones por encima de la meta.
“Con esta cifra el país se sitúa como el mayor sembrador de árboles por habitante en el mundo”, expuso Roberto Dobles, ministro de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones.
La estrategia forma parte de la filosofía nacional de lucha contra el cambio climático. Actualmente, cerca de un 27% del territorio nacional se ubica dentro del Sistema Nacional de Areas Protegidas (Sinac); dichas extensiones protegen el 5% de la biodiversidad mundial.
Las autoridades han reconocido que el apoyo del sector privado a la iniciativa ha sido crucial en el logro de la meta.
Compañías como Cemex y Wal-Mart aportaron en buena forma al propósito de sumar cada vez más elementos, a la reducción del deterioro del planeta.
En el caso de Cemex, su planta ubicada en Colorado de Abangares alcanzó ya el 15% de sustitución del combustible que emplea, por biomasa. Esto, sumado a los más de 3 mil árboles que plantaron el año pasado, forma parte del aporte de dicha firma al esfuerzo del país.
En la misma forma, Wal-Mart Costa Rica ha mantenido programas de reducción de consumo energético en sus tiendas, que se suman a la siembra de más de 5 mil ejemplares de especies autóctonas.
“El reconocimiento es definitivamente una manera de alentar el esfuerzo que hacemos por reducir las nocivas emisiones; en todas nuestra tiendas se usan las bombillas de menor consumo, se han instalado los equipos de enfriamiento más eficientes y se ha garantizado que la luz solar sea la que ilumine nuestros puntos de venta la mayor parte del día”, explicó Jorge Calderón, director regional de Relaciones Institucionales de Wal-Mart.
Alajuela, Guanacaste y Puntarenas lideraron la siembra de árboles y dentro de ellas los cantones de San Carlos, Nicoya y Osa, acaparan los lugares más distinguidos.
Entre los tres cantones que encabezaron la siembra de árboles, se plantaron cerca de 2,4 millones.
La Zona Caribe estuvo representada por Turrialba donde se sembraron más de 500 mil árboles, mientras que San José vio como en Puriscal y Pérez Zeledón, se cultivaron casi 520 mil ejemplares.
Las especies plantadas fueron en su mayoría nativas —como el cedro, roble, corteza amarilla y almendro—, así como teca y melina, en plantaciones forestales, y su cultivo obedeció a fines como la producción sostenible de madera, protección y recuperación de cuencas hidrográficas y la biodiversidad, embellecimiento urbano y sensibilización de estudiantes y voluntarios.
Al menos el 80% de los árboles plantados pertenecen a planes de reforestación ejecutados mediante proyectos de pago por servicios ambientales, proyectos ejecutados por empresas privadas, organizaciones de productores y en áreas de protección de las zonas de recarga acuífera, especialmente en las cercanías de proyectos hidroeléctricos.
Los efectos del aporte de los más de 12 millones de árboles sembrados entre 2007 y 2008, se sentirán en su totalidad a 20 años plazo.
Las proyecciones llevadas a cabo por la Oficina Nacional Forestal —uno de los contralores del programa— señalan que al cabo de ese plazo, los especímenes habrán fijado casi 2,3 millones de toneladas de CO2.
“El aporte del programa será el equivalente a lo que emite una ciudad como Bogotá en un año; eso es mucho decir, siempre que ese tipo de urbes concentra poblaciones de casi 6 millones de personas”, argumentó Alfonso Barrantes, director de la ONF.
En el ámbito institucional, los principales vinculados al programa fueron el Instituto Nacional de Electricidad, el Fondo Nacional de Financiamiento Forestal, la Compañía Nacional de Fuerza y Luz, Acueductos y Alcantarillados, la Cámara Nacional Forestal y el Ministerio de Educación Pública.
La campaña está siendo promovida por el Minaet, mediante la labor de una Comisión Interinstitucional, integrada por las instituciones a través de las cuales se ha implementado la siembra.



Ver comentarios