Enviar
Compañía suprime 70 plazas en Honduras, Nicaragua y Guatemala
Costa Rica fuera de plan de recortes de TACA

• Aerolínea justifica despidos por reducción de pasajeros provenientes de Norteamérica
• Lentitud en rebajas en combustible y alza en tarifas del Juan Santamaría impactan en costo de operación, afirma grupo

Danny Canales
dcanales@larepublica.net

Costa Rica estará fuera del plan de despidos anunciado por el Grupo TACA este fin de semana.
El recorte alcanzará a 70 tripulantes de cabina que laboran en Honduras, Nicaragua y Guatemala. La empresa emplea a 5.500 personas en Centroamérica y Perú.
Dentro del reacomodo realizado por TACA se decidió concentrar a los tripulantes de cabina en Costa Rica y El Salvador, que son los dos países centroamericanos donde mantiene sus centros de conexiones.
“Se tomó la decisión (de mantener tripulantes en dos países) con el fin de hacer más eficiente la administración y logística de este grupo de colaboradores”, afirmó Claudia Arenas, directora de Comunicación de la compañía, quien aseguró que los recortes no afectarán la atención que se les brinda a los viajeros.
La aerolínea regional justifica que el despido de personal responde a la disminución del número de pasajeros provenientes sobre todo de Norteamérica, fenómeno que, según revela el grupo aéreo, se ha venido produciendo desde el año anterior como consecuencia de la recesión económica mundial.
Para evitar lo más posible que la baja del turismo mundial provoque el despido de colaboradores, Arenas comentó que “TACA se ha visto obligada a revisar sus planes de operación, implementando un programa de racionalización y reducción de frecuencias de vuelo, así como la postergación de algunos planes de expansión”.
Sin embargo, la comunicadora afirmó que es importante mantener una operación acorde con la demanda del mercado y garantizar el mejor servicio a nuestros usuarios.
Entre las políticas que está gestionando TACA para enfrentar la crisis económica destaca el posponer la compra de los aviones Embrear y Airbus que tramita desde el año anterior, debido a la reducción del tráfico.
La compañía cuestiona además que algunas políticas impulsadas en algunos países de Centroamérica han contribuido a acrecentar la crisis, como el reciente aumento en las tarifas que se aprobaron para el Juan Santamaría y la lentitud con que se ajusta el precio de los combustibles en el país.
Solo por el impacto del ajuste de tarifas que se aplicó en el aeropuerto costarricense, TACA reporta una erogación de $2 millones adicionales al año, afirmó la portavoz.
“También impacta negativamente, la falta de equipo de aeropuerto adecuado para aterrizar en invierno y la falta de puertas para que podamos desarrollar un hub competitivo en Costa Rica. Estos factores, sin lugar a dudas, han limitado el crecimiento de TACA en ese país y la posibilidad de desarrollar un centro de conexión competitivo con otros, como el caso concreto de Panamá”, agregó la vocera de TACA.
Ver comentarios