Enviar
Vínculos con potencias mundiales han acaparado agenda
Costa Rica descuida relaciones con sus vecinos


Carlos Jesús Mora
[email protected]

Las relaciones bilaterales de Costa Rica con Nicaragua y Panamá pueden ser cordiales, pero esto no se traduce en que sean estratégicas y lo suficientemente provechosas como se espera entre países vecinos.
En su afán de estrechar vínculos diplomáticos con países desarrollados como Estados Unidos, miembros de la Unión Europea (UE) y China desde el año anterior, la administración Arias Sánchez “ha restado importancia” a sus relaciones con los países vecinos, desde la perspectiva de los analistas.
Esta situación contrasta con lo que se vivía hace dos años atrás, cuando se percibían unas relaciones más estrechas con ambos países durante el gobierno de Abel Pacheco.
“Las relaciones pueden ser de respeto y cordialidad, pero se percibe un deterioro y una falta de voluntad política por echar a andar proyectos e iniciativas conjuntas”, consideró Carlos Jiménez, analista político.
La Cancillería, por su parte, rechazó de plano estas aseveraciones.
De acuerdo con Christian Guillermet, director de política exterior, al país se le pasa una factura por su renuencia a integrarse a entidades como el Parlamento Centroamericano y la Corte Centroamericana de Justicia. El diplomático admitió que “la debilidad de esta administración en política exterior, es no decir lo que andamos haciendo”.
Como parte de las iniciativas que el Gobierno ha apuntado para reactivar los mecanismos de diálogo con sus vecinos, están
las cumbres binacionales, sin embargo hay quienes dudan de la efectividad de este mecanismo.
Estas tratan de unir esfuerzos en materia de salud, comercio, seguridad y turismo entre los países.
La próxima cumbre binacional con Nicaragua está en agenda para el 11 y 12 de setiembre, mientras que con Panamá aún sigue sin definir.
“Estas cumbres no dan mayores resultados, son un fracaso, se usan para acallar a la opinión pública y decir que se está trabajando, pero no ha habido resultados visibles que favorezcan a Costa Rica o a Nicaragua, habrá que ver qué sucede con Panamá, cuando esta se celebre”, afirmó Francisco Barahona, analista internacional.
Barahona apuntó además que el distanciamiento de Costa Rica no se limita solo a Nicaragua y Panamá, sino también al resto de la región.
“La prioridad es Estados Unidos, por el aspecto comercial; la Unión Europea, por el Acuerdo de Asociación; China, por el reciente establecimiento de relaciones, y ahora Petrocaribe, por la crisis en el precio del crudo, pero Centroamérica no es prioridad para este gobierno”, agregó Barahona.
LA REPUBLICA quiso constatar la opinión de las autoridades diplomáticas de las embajadas panameña y nicaragüense en el país, pero no fue posible.
Ver comentarios