Enviar
Es noveno entre 18 países de Latinoamérica en proporción de ciudadanos que alguna vez han entrado al ciberespacio
Costa Rica a media tabla en ranking de Internet

• Posición podría ser mejor de no haber sido por el monopolio, consideran especialistas
• País lidera escalafón centroamericano

Eduardo Baldares
[email protected]

En la carrera latinoamericana por aumentar la cantidad de ciudadanos que acceden a Internet, Costa Rica corre en la mitad de la tabla de posiciones.
En los últimos siete años ocho naciones han incrementado de forma más acelerada la proporción de ciudadanos que ha entrado en contacto con el ciberespacio.
Costa Rica aparece en la posición nueve entre 18, eso sí por encima de todos los países centroamericanos en el índice de crecimiento desde 2002.
En ese periodo la población costarricense que ha ingresado a la red aumentó en un 16%.
Hace siete años solo una quinta parte de la ciudadanía había entrado a la web.
El país está muy lejos de Venezuela, que registró un incremento del 35% en ese mismo lapso, situación que lo tiene en el liderato regional con un 53% de población que ha tenido contacto con la red.
Eso sí, Costa Rica supera consistentemente a los demás países centroamericanos tanto en el crecimiento experimentado, como en la proporción total de habitantes que ha usado la herramienta, aspecto en el que también es noveno general, de acuerdo con un informe de Latinobarómetro.
La posición podría ser mejor de no ser porque ha imperado un esquema monopólico, donde el servicio ha sido brindado por un único proveedor, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), expresaron expertos consultados por LA REPUBLICA.
“La gente no tiene quien le venda, quien la convenza de las bondades de Internet, quien le busque, sino que el interesado tiene que acudir ante un proveedor único y pasivo”, comentó Alexander Mora, presidente de la Cámara de Tecnologías de Información y Comunicación (Camtic).
Un factor común entre los países que están experimentando repuntes espectaculares es la presencia de múltiples oferentes que le están inyectando dinamismo al mercado, considera Mora.
Otro aspecto que explica por qué Costa Rica no aparece en las posiciones de privilegio latinoamericanas es la demora experimentada en la implementación de la telefonía celular de tercera generación (3G), que posibilitaría la navegación por banda ancha a través de móviles.
“El ICE ha fracasado una y otra vez en la puesta en práctica de la 3G, desaprovechando grandes posibilidades de negocios que seguramente serán mejor aprovechadas por nuevos competidores multinacionales”, opinó Ricardo Trujillo, especialista en telecomunicaciones.
En general las deficiencias del Instituto nacen de la falta de competencia, aducen los expertos. De ahí que vaticinen que cuando se abra el sector, no solo el ICE tendrá que mejorar para sobrevivir, sino que el consumidor se verá beneficiado por variedad de opciones tecnológicas y mejores precios.
Esto es así porque la punta de lanza del mercadeo de las multinacionales es su constante renovación e implementación de tecnologías de vanguardia, mientras que al ICE lo ha caracterizado un cierto “conformismo”, acotó Trujillo.
Al respecto, en el Instituto aseguran que están tomando acciones para mejorar los servicios.
Al interior de la institución se considera que la apertura del mercado nacional de telecomunicaciones y la inminente incorporación de nuevos operadores, en efecto representa una condición que estimula al ICE “a ser más eficiente, anticipar y actuar con mayor dinamismo”, arguyó Elberth Durán, vocero institucional.
La expansión de la industria no solo conlleva más inversión, sino más fuentes de empleo directo y la activación de otras acciones conexas, afines y complementarias”, amplió el vocero, quien calcula que a finales del próximo año, o a más tardar en 2010, ya habrá competencia de compañías multinacionales en este campo.
Intentando ser consecuente con una política para democratizar el acceso ciudadano, Radiográfica Costarricense (Racsa), miembro del Grupo ICE que junto con este suple el servicio, ha instalado Internet inalámbrico gratuito vía WiFi en algunos de los principales centros comerciales de la Gran Area Metropolitana, en el aeropuerto Juan Santamaría, bibliotecas públicas y parques.
Adicionalmente a las metas de incrementar la cantidad de usuarios, en Racsa sostienen que la calidad ha mejorado de manera sustancial.
Para finales de este año se espera que un 80% de los clientes use banda ancha, modalidad que permite la transmisión a altas velocidades de datos, música y vídeo, mientras que solo una quinta parte seguiría usando banda angosta vía telefónica, una opción más lenta.
Las proporciones estaban invertidas hasta hace solo dos años, asegura un informe remitido por Mario Zaragoza, coordinador de Información del despacho del Ministro de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones.
Otro aspecto que determinó el estudio fue que cuanto más joven es la población, más contacto ha tenido con Internet, y entre más edad, menos acceso, situación que es particularmente notable en Costa Rica con respecto al resto de América Latina.
“Aquí lo fundamental es extraer lo mejor de la herramienta en beneficio del progreso del país y eso se logra educando mejor a los jóvenes con respecto a cómo sacarle más y mejor provecho al ciberespacio”, detalló Daniel Zovatto, representante para Centroamérica de Latinobarómetro.
Los resultados del último informe se basan en 20.204 entrevistas en la región, 1.000 de ellas en Costa Rica realizadas cara a cara y con un margen de error del 3%.



Ver comentarios