Enviar
Credecoop y CoopeSanRamon sobrepasan límites normales de impago
Cooperativas encabezan morosidad

Bancos mejoran sus datos crediticios en 2010

Dos cooperativas encabezan la lista de las cinco entidades financieras con mayor porcentaje de su cartera en estado de mora al cerrar 2010.
Credecoop y CoopeSanRamon, además de ser las primeras en morosidad, son las únicas que incumplen el límite que la Superintendencia General de Entidades Financieras estipula como “normal”, de un 3% o menos del monto de créditos con atrasos mayores a 90 días, o en cobro judicial.
Estas entidades están expuestas a una penalización de su calificación global otorgada por la Superintendencia y podrían tener que realizar reservas adicionales por incobrabilidad.
Ambas cooperativas arrastran varios meses con alta morosidad, en los últimos datos de misfinanzasenlinea.com para los meses de setiembre y octubre.
A pesar de lo anterior, la salud de la cartera crediticia de las entidades financieras en general ha mejorado y algunas cooperativas se han recuperado.
Esto refleja que 2010 ha sido un año en que los deudores normalizaron sus créditos en parte por las iniciativas de arreglo de pago.
Por ejemplo, CoopeOrotina redujo el porcentaje de préstamos atrasados de un 5,01% de su cartera al 2,31% entre setiembre y octubre. Así pasó de ser la segunda entidad con mayor morosidad a estar en el puesto 11 y en un nivel de normalidad. Otros casos son el de la Financiera G&T Continental, que en setiembre registró un 6,08% de mora y para octubre redujo ese porcentaje a la mitad.
También cabe destacar el caso del Banco Nacional, que estuvo siete meses sobre el límite de incumplimiento y regresó al estatus de normalidad en octubre.
En general la cartera crediticia de las cooperativas de zona rural puede ser más vulnerable, sobre todo las que se enfocan al financiamiento de la producción dado que una mala temporada o situaciones internacionales de precios del bien que se produce pueden debilitar los pagos de gran parte de la cartera. Mientras que las cooperativas que se ubican en zona urbana o tienen mayor diversificación de préstamos diluyen el riesgo.
Pero siempre hay excepciones a la regla, el caso más reciente y recordado es el de Coopemex, entidad que con gran capital y diversificación de riesgo llegó a una situación de insolvencia que forzó su compra por parte del Banco Popular para poder al menos rescatar el dinero de los ahorrantes, aunque se perdió el capital social aportado por todos los dueños de la cooperativa.
Para los usuarios de las entidades financieras es importante fijarse en los estados de resultados y en algunos indicadores claves de riesgo para conocer su solidez antes de poner su dinero en ellas.
“El patrimonio es uno de los factores elementales, el indicador por excelencia es la suficiencia, la cual debe estar como mínimo en un 10%, el de nosotros está en un 22%”, dijo Oscar Hidalgo, gerente de Coopeservidores.
La eficiencia es importante, destaca Hidalgo, quien hace hincapié en que generar más con menos recursos denota la capacidad de gestión de la institución.
Todos estos datos se pueden encontrar en la página www.sugef.fi.cr.

Carolina Acuña
[email protected]
Ver comentarios