Logo La República

Jueves, 29 de octubre de 2020



FORO DE LECTORES


Cooperativas de ahorro y crédito y el desarrollo de Mipymes

José Eduardo Alvarado Campos [email protected] | Lunes 27 abril, 2020

xx

"La historia y trascendencia de las Cooperativas y de las Mipymes nunca podrá escribirse de forma separada. Es un error desaprovechar el beneficio de esa sinergia”

1) Evolución positiva del Sector:

Es fundamental reconocer los cambios que se han dado y se seguirán dando en la realidad socioeconómica a nivel mundial, los cuales empujan a los países a buscar una mayor democratización económica y una mejor distribución de la riqueza, con el afán de construir sociedades más saludables, más equilibradas, en todos los estratos de la población.

Dichosamente en nuestro país, contamos con un actor financiero robusto de la Economía Social Solidaria que es el sector Cooperativo de Ahorro y Crédito, el cual inició su historia de servicio a la sociedad costarricense hace 60 años.

En el año 1994 se promulgó una ley específica que regula el quehacer de las Cooperativas de Ahorro y Crédito que es la Ley 7391, y en el momento de entrada en vigencia de dicha ley, éstas cooperativas contaban con 150 mil personas asociadas como membresía y sus Activos Totales como sector, eran del orden de 140 millones dólares.

En la actualidad 26 años después, el sector de Cooperativo de Ahorro y Crédito posee una cifra cercana al millón de personas físicas en condición de asociadas(os), y sus Activos Totales ascienden a 6.343 millones de dólares a diciembre de 2.019.

La participación de mercado ha crecido sustancialmente, pues sus Activos Totales crecieron 46 veces y su membresía aumentó casi 10 veces en esos 26 años; pero lo más interesante de este análisis, que podría ser una simple comparación de cifras, va mucho más allá, trasciende los números, ya que, en la inmensa mayoría de los casos, sucede que se crea una larga y fuerte relación humana y de servicios, transparente, cálida, blindada por la mutua credibilidad y confianza con sus miembros.

Como puede verse, es una historia de logros, de constante crecimiento, a pesar de operar en un entorno cada vez más competitivo.

2) Fortaleza cooperativa:

La promulgación de la Ley N.° 7391, Ley Reguladora de la Intermediación Financiera de las Organizaciones Cooperativas de Ahorro y Crédito, definitivamente marcó un antes y un después en el desempeño y gestión de las cooperativas.

En 26 años de ser supervisadas, las calificaciones de gestión otorgadas por la SUGEF, tanto en indicadores de carácter cuantitativo como cualitativo son excelentes. Las buenas prácticas gestionadas por talento humano altamente calificado y un desarrollo tecnológico de vanguardia, soportan el avance logrado.

Valga destacar que la regulación y supervisión que se aplica a las Cooperativas de Ahorro y Crédito desde la SUGEF, es idéntica a la que se aplica a los Bancos Públicos y Privados, y al resto del Sistema Financiero Formal. La fortaleza reflejada en nuestra consolidación y crecimiento ha sido certificada por la Superintendencia.

La persona que se asocia, además de constituirse en dueño de la cooperativa, encuentra en ella al socio estratégico, la mano amiga que requiere como compañía, para hacer frente a la vida y para hacer realidad los sueños.

Esta es la otra gran fortaleza, la cual resulta de la fórmula infalible de sumar el desempeño eficiente, la salud financiera y los excelentes resultados con un servicio que deleita y un trato humanizado que pone en primer lugar a las personas.

3) Situación Actual

Las cooperativas hoy día compuestas por cientos de miles de miembros, están conformadas por trabajadores asalariados, pero a la vez muchos de ellos, poseen en su núcleo familiar algún emprendimiento; además, la conforman muchos miles de emprendedores independientes, quienes poseen micros y pequeñas empresas.

Dichos asociados(as) nos solicitan financiamiento para apalancar sus emprendimientos, para inyectarle dinero a sus negocitos, pero lamentablemente, no nos es posible atender sus solicitudes, debido a que tenemos impedimento legal, ya que en la citada ley 7391, no aparece contemplada la posibilidad de que otorguemos crédito para el desarrollo de Mipymes de nuestros afiliados(as).

Cuando se promulgó la Ley 7391 hace 26 años, no estaba conceptualizada esta importante actividad económica y productiva hoy conocida como Mipymes, y quedamos cortos, la visión de aquel momento no alcanzó, ni en éste, ni en otros temas, y pecamos de omisión al no incluirlo en dicha ley, sin embargo, no existe momento más propicio para enmendar ese imperdonable error que éste.

En este momento, tras cuatro años de trámite legislativo, camina el proyecto de Ley N°20256 en el cual se plantea la modificación para que la Cooperativa pueda financiar Mipymes de sus asociados y realizar algunas actividades fundamentadas que ayuden a la ansiada reactivación económica del país.

Antes de la llegada del Coronavirus, el país se encontraba en una situación complicada, tratando de encontrar la ruta que nos lleve hacia la reactivación económica, para poder salir de serios problemas como el déficit fiscal y la alta tasa de desempleo, por citar dos de los más importantes. Así las cosas, hoy no existe justificación para dilatar la aprobación de dicho Proyecto de Ley.

4) Conclusión

El daño destructivo causado por la Covid-19 a micros, pequeños y medianos empresarios que desarrollan diversas actividades de emprendimientos, obliga al país a correr, a llegar con carácter de urgencia, fácil y efectiva a esos empresarios, muchos de ellos con sus empresitas en cuidados intensivos, urgidos de oxígeno, de respiradores que les devuelva la vida lo antes posible.

Los desafíos que enfrentamos en cuanto a la necesidad de fortalecer los emprendimientos es urgente, hoy más que nunca, por ende, es vital dotar a las cooperativas de un marco regulatorio modernizado que les permita incrementar su competitividad y a impulsar el desarrollo de micros, pequeñas y medianas empresas (mipymes).

La aprobación del Proyecto de Ley N°20256, sería la materialización de un proyecto país, que no debe esperar más, por el bien de Costa Rica.

Hoy es por las personas, adultos, jóvenes y niños en el cuidado de su salud; mañana será por esas micros, pequeñas y medianas empresas; en el cuidado de la economía del país y de tantas familias.

José Eduardo Alvarado Campos

Gerente General de Coopenae

[email protected]







© 2020 Republica Media Group todos los derechos reservados.