Foto 1
Enviar

Hace 17 años, las cooperativas de ahorro y crédito solo representaban el 3,23% de la participación del mercado. Hoy esa cifra llega al 10%, en donde además un 20% de la población está involucrada con una cooperativa.
Actualmente de las 49 entidades financieras supervisadas, 24 son cooperativas, hoy estas brindan prácticamente los mismos servicios que un banco.
Incluso al verlo por tamaño, solo el Banco Nacional, BCR, Popular, BAC, Scotiabank, Davivienda, Promerica y Mutual Alajuela, son más grandes que Coopenae, Coopeservidores, Coopeande 1 o Coopealianza.
En 1995 cuando se abre el negocio de la banca comercial en el país y las cooperativas empiezan a captar y prestar dinero, los bancos estatales eran hasta 104 veces más grandes, al año pasado esa cifra bajó apenas a 9,8 veces.
Tasas de interés más favorables para los deudores y ahorrantes, pocos requisitos de ingreso, así como una mayor incursión con productos o servicios financieros tecnológicos, son parte de las razones del despegue de esas instituciones.
“Se tiene que aprovechar a las cooperativas, estas son la mejor estructura en riesgo y en economías sociales para apoyar a los ciudadanos”, dijo la semana pasada el premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz, que estuvo de visita en el país.
Además del aspecto económico, las cooperativas se enfocan en reforzar la parte social, como elemento diferenciador frente a los bancos.
Involucrar a los niños, jóvenes y a sus escuelas o colegios en temas de educación financiera ha sido unas de las estrategias utilizadas con ese objetivo.
En nuestro país, contamos con la cuarta cooperativa más grande de Latinoamérica, Coopenae ($1.239 millones de activos), la primera es Coopeuch de Chile con activos de $2.160 millones, la segunda es Caja Popular Mexicana y la tercera CC Credicitrus de Brasil.

201804301004050.CuadroRankingcoopes.jpg

Ver comentarios