Logo La República

Domingo, 18 de agosto de 2019



ESPECIAL COMERCIAL FACTOREO 2019


Despreocúpese de la cobranza y encuentre liquidez para sus operaciones

Convierta sus facturas en efectivo

Plataformas digitales y nueva ley impulsará la industria

Redacción La República [email protected] | Miércoles 17 julio, 2019

Factoreo
Shutterstock/La República


Despreocuparse de la cobranza de sus facturas para enfocar sus energías en el crecimiento del negocio es el objetivo principal de las empresas que utilizan el servicio de factoreo.

El factoreo ha tenido un auge importante en el país dado que beneficia a todo tipo de empresas, tanto a las que empiezan en el mercado, por lo que tienen necesidades de liquidez, como a las compañías consolidadas, por lo que utilizan este mecanismo para mejorar sus flujos de caja e indicadores financieros.

Este año, la industria se beneficiará de una nueva ley que aclara que las empresas pueden ceder este tipo de cuentas por cobrar sin que pueda negarse el pagador, con lo cual se quitará una gran limitación.

Además, ahora la mayoría de las empresas que ofrecen el servicio tienen plataformas electrónicas para gestionar los servicios, lo que hace de este un proceso más ágil.

El factoreo es la herramienta ideal para un negocio en crecimiento.

Normalmente, las compañías que están iniciando operaciones no tienen garantías reales que ofrecer a los bancos para acceder al crédito, y carecen de la experiencia para manejar sus cuentas por cobrar, así que tienen dificultades para recuperar su capital de trabajo.

Con el factoreo pueden financiar la operación y lograr un crecimiento de una manera ordenada y sostenible.

Incluso, muchas plataformas le facilitan acceder al factoreo internacional, lo que les permite potencializar su negocio de forma más segura.


¿Cómo funciona?

La forma más fácil de entender el factoreo, o el descuento de facturas, es la siguiente:

  • Una empresa realiza un servicio y entrega una factura para su pago.
  • En muchas ocasiones las empresas pagan a 30, 60 y hasta 90 días, dependiendo de su accionar financiero.
  • Con el factoreo, una empresa que da el servicio le “compra” la factura y se encarga de realizar el cobro, a cambio de entregarle liquidez por esa factura.
  • Las empresas cobran un porcentaje de la factura, por lo que no tendrían el 100% de la misma, pero sí liquidez inmediata.
  • En muchas ocasiones es más barato y expedito que obtener un crédito.