Enviar
Conviene conocer la frecuencia cardiaca durante el ejercicio

La intensidad con que realizamos los ejercicios es uno de los factores más importantes para modificar las respuestas y adaptaciones del organismo en la actividad física. Estas adaptaciones son las que benefician la salud.
La intensidad del ejercicio la determinan la rapidez y el ritmo de los movimientos efectuados, la cantidad de esfuerzo por superar y el grado de tensión de los diferentes sistemas involucrados en un determinado tiempo.
Cuanto mayor es la duración del ejercicio realizado ininterrumpidamente, tanto menor es su intensidad, y a la inversa, cuanto mayor es la intensidad del ejercicio, tanto menor, es su posibilidad de duración
Se considera una actividad aeróbica ligera cuando la frecuencia cardiaca se mantiene entre el 50% y el 65% de la frecuencia cardiaca máxima.
Una actividad aeróbica moderada cuando la frecuencia cardiaca se mantiene entre el 65% y el 75%.
Actividad aeróbica vigorosa cuando la frecuencia cardiaca va del 75% al 90% de la frecuencia cardiaca máxima.
Para calcular la frecuencia cardiaca máxima se usa la siguiente fórmula FC máx. = 220 – edad. Si deseamos determinar el % de intensidad con la que esperamos realizar actividades aeróbicas: %FC = (220-edad) X % Intensidad/100
Una persona que inicia un programa de ejercicios debe comenzar con actividades ligeras e ir progresando muy lentamente. No se debe superar el 10% por semana de incremento.
Una persona que hace ejercicio regularmente debe trabajar la mayor parte del tiempo en actividades moderadas.
Solamente en caso de que se esté entrenando con alguna meta determinada se puede trabajar una o máximo dos veces por semana, en actividades vigorosas, de lo contrario se puede caer en el sobreentrenamiento y lesionarse.
Ver comentarios