Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



NACIONALES


Prepárese para afrontar los nuevos cambios en materia tributaria

Contribuyentes solo podrían hacer trámites por Internet

Brandon Flores [email protected] | Jueves 08 noviembre, 2018

RafaeL g
“Todos los procesos se deben hacer vía digital para evitar más evasión, esto es una medida muy importante para los contribuyentes”, dijo Rafael González de Grant Thornton. Esteban Monge/La República


Además de las facturas electrónicas, 2019 traerá importantes cambios en materia tributaria, tanto para personas físicas como jurídicas.

Uno de los más importantes es que los contribuyentes deberán realizar trámites solo por vía digital, con el fin de facilitar los procesos de control y manejo de la información de cada usuario.

Desde el 1° de este mes está vigente por obligatoriedad que todas las personas físicas y jurídicas emitan factura electrónica, sin importar su actividad lucrativa.

Además, desde esa fecha también los profesionales que realicen actividades económicas por cuenta propia deberán efectuar todos los trámites del Registro Único Tributario (RUT) por vía digital.

Es decir, inscripción, modificación de datos y desinscripción, todo mediante el portal de Administración Tributaria Virtual (ATV).

Quienes incumplan con esta disposición se exponen a sanciones entre los ¢213.100 y ¢1.278.600.

Seguidamente, tendrán que cumplirla desde el 1° de febrero de 2019, el resto de las personas físicas, y a partir del 1° de abril de 2019 todas las jurídicas.

Dicha disposición exceptúa a quienes utilicen el portal de servicios electrónicos de Tributación Digital.

Por otra parte, a partir del primer día de enero será obligatorio que las empresas implementen el nuevo Registro de Transparencia y Beneficiarios Finales (Registro de Accionistas), un sistema que será administrado por el Banco Central y al que tendrán acceso la Dirección General de Tributación y el Instituto Costarricense sobre Drogas.

El objetivo es identificar a quienes figuran como accionistas o participantes en una sociedad anónima, desde cuándo y cuál es el monto de recursos que manejan.

Es decir, que las empresas deberán reportar quiénes son sus socios y el perfil de estos, con el fin de minimizar la evasión y aumentar la recaudación de impuestos.

Si bien, aún no se ha emitido la correspondiente resolución, mediante la cual se define el detalle y fechas a partir de las cuales la información tendrá que suministrarse, y el registro deberá estar funcionando para el 1 de enero de 2019.

Sumado a este panorama, está pendiente el futuro de la reforma fiscal, la cual obligaría a que más empresas deban hacer declaraciones tributarias mensuales.


¿Cómo prepararse?


En un entorno de gran incertidumbre empresarial acerca de la reforma fiscal, es imprescindible prepararse para responder con rapidez ante cualquier escenario.

Conocer y mantenerse actualizado de la reforma.
Particularmente en aquellos elementos que no son parte del modelo actual de impuestos como el impuesto al valor agregado (IVA), nuevos impuestos, rangos y tasas a las utilidades.

Evaluar.
Si los sistemas de información, el personal interno y los procedimientos están preparados para implementar los cambios.

Verificar los proveedores de software.
Que estén en capacidad de asumir cambios con la prontitud y eficiencia que exigirían las autoridades fiscales.

Adelantarse a los cambios posibles.
Hay aspectos de la reforma que no se pueden implementar aún, pues podrían cambiar, pero sí es posible anticiparse.

Fuente:Softland


Año difícil


A pesar de que desde enero de este año es obligatorio emitir facturas electrónicas, no todos los profesionales las están utilizando y los números así lo reflejan. En 2019 podrían verse cifras un poco mayores de aplicación (datos en porcentaje a junio de 2018).

Fuente: Contraloría

Recuadro

Fuente: Contraloría


¿Dónde acudir por ayuda?


Para ayudar a los usuarios en estos temas, los colegios profesionales de Abogados y Abogadas, Ciencias Económicas, Contadores Privados y Contadores Públicos, habilitaron el sitio “Ayuda al contribuyente” en cada una de sus páginas, que incluye información de:


Un año pesado


Algunos especialistas consultados por LA REPÚBLICA consideran que 2019 será un año pesado para los contribuyentes en términos de cumplir con los nuevos requerimientos de tributación.

Rafael González

Abogado de Impuestos
Grant Thornton

La digitalización de los trámites obliga a los contribuyentes a hacer las cosas como se debe, lamentablemente los ticos si no es por obligación a veces no cumplimos con nuestras responsabilidades, un ejemplo es la facturación electrónica.
Posiblemente la digitalización de trámites va a generar nuevas necesidades y negocios en el corto plazo.

Raquel Moya

Asesora legal de empresas
Sfera

El 2019 será un reto para las empresas desde el punto de vista de transparencia y cumplimiento de tributación.
Todos estos controles y cambios buscan mejorar la recaudación y combatir la evasión al fisco, pero no cabe duda de que la reforma fiscal viene a aumentar la carga en general, ya que la población ni las empresas están 100% preparadas para hacerles frente a estas nuevas obligaciones.

Allan Saborío

Experto tributario
Deloitte

Los contribuyentes van a tener que hacer un esfuerzo de estudio, un esfuerzo de asesorarse adecuadamente porque en el caso del impuesto de venta e IVA es un cambio muy importante, hay cambios importantes en renta y está también el tema de los beneficiarios finales.
Realmente va a ser un año muy intenso en materia de cambios en este país.

Carlos Vargas

Director general
Tributación

El objetivo de estas medidas es facilitar al contribuyente los procesos que debe cumplir en el Registro Único Tributario, sin que para ello deba trasladarse hasta las administraciones.
Asimismo, la persona podrá mantener al día la información, con lo que evita la sanción por incumplimiento.

Marco Vargas

Asesor fiscal
Vargas & Vargas

Se debe cambiar la forma en que se conceptualiza la contabilidad, siendo hasta ahora un proceso de compilación de datos y almacenamiento de documentos, a un proceso donde se mantiene la información en forma digital, lo que obliga al contribuyente a reforzar los protocolos a utilizar para almacenar esta información en lugares que garanticen su seguridad y fácil acceso.