Enviar
Acuerdo para distribución de productos de la Fábrica de Licores se indaga en la Comisión para Promover la Competencia
Contrato entre Fanal y Grupo Constenla bajo investigación
Objetivo es verificar si existe un supuesto convenio de exclusividad que pueda dejar de lado otros distribuidores

El contrato que existe entre la Fábrica Nacional de Licores (Fanal) y Grupo Constenla, mediante el cual se establecía un acuerdo para la distribución de productos, se encuentra bajo la lupa de la Comisión para Promover la Competencia.
El ente ordenó una investigación preliminar para verificar los términos del contrato establecido y las razones técnicas que llevaron a su firma.
El objetivo es esclarecer si existe un supuesto acuerdo de exclusividad con la compañía Constenla y que pueda significar una eventual exclusión de distribuidores.
Sobre el tema LA REPUBLICA procuró obtener la reacción de los altos ejecutivos de la Fanal. Sin embargo, se abstuvieron a dar declaraciones.
“Con todo respeto le indico que en vista de que el tema está en proceso de investigación por parte de la Comisión, por el momento no nos pronunciaremos”, indicó Claudio Aguilar, administrador general de la Fanal.
De la misma forma, en Grupo Constenla, Samary Matamoros, directora corporativa, prefirió no referirse.
Por el momento, la Comisión está solicitando la información a ambas partes para valorar el contrato.
“Los resultados de la investigación podrían estar listos en unos dos o tres meses, ya que por lo general alguna de las partes solicita prórrogas por el volumen de información que les solicitamos. Dicha investigación no surgió de una denuncia sino que se llevó a cabo de oficio”, comentó Ana Victoria Velázquez, directora de la Comisión para Promover la Competencia.
Esta es la segunda oportunidad en que Fanal es indagada por la Comisión. La otra ocasión fue en 2004 cuando la Fábrica firmó un contrato con Distribuidora La Florida donde se puso en ejecución una política de incentivos de venta basados en descuentos.
En ese momento se creyó que dicha práctica podría generar un desplazamiento de otros agentes del mercado. Sin embargo, en ese momento la Comisión no logró comprobar que existiera una práctica monopolística.

Karen Retana
[email protected]
Ver comentarios