Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



GLOBAL


Contra Obama: Romney y Ryan

EFE | Lunes 13 agosto, 2012



Contra Obama: Romney y Ryan

El aspirante republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney, y su candidato a vicepresidente, Paul Ryan, dedicaron su primer día de campaña juntos a atacar al unísono las políticas del presidente de EE.UU., Barack Obama, de quien dijeron que busca “dividir” al país.
Tras la presentación en sociedad de Ryan a primera hora del día en un acto en Norfolk (Virginia), Romney y el joven congresista continuaron de gira por este estado, clave para ganar en noviembre y que Obama arrebató a los republicanos en 2008, con paradas en las localidades de Ashland y Manassas.
“La esperanza y el cambio se han convertido en ataque y culpa”, dijo Ryan en un mitin en Manassas en alusión a la campaña de Obama, que aspira a la reelección como candidato demócrata.
El legislador por Wisconsin, voz respetada en asuntos económicos dentro del Partido Republicano y apoyado por el movimiento derechista Tea Party, afirmó que Obama no va a ser capaz de ganar la reelección y, por ello, ahora trata de “dividir” al país.
“Vamos a ver cómo están las cosas. ¿Creen ustedes que la economía está yendo en la dirección correcta?”, preguntó Ryan a los miles de simpatizantes congregados en Manassas.
Romney, cuya campaña y la de Obama están enzarzadas en una guerra de anuncios de televisión negativos para descalificar al rival, sostuvo que el presidente está llevando la contienda “al punto más bajo” que pueda recordar.
En un acto efectista y cargado de simbología patriótica, Romney dijo sentirse orgulloso de poder presentar a Ryan como su número dos e incidió en varias ocasiones en que es un hombre “con carácter”, “visión” y de “una integridad incuestionable”.
Ryan es el arquitecto de la llamada “hoja de ruta” de los republicanos para lograr la reducción del déficit.
La propuesta republicana de presupuesto para el año fiscal 2013, promovida por Ryan, fue aprobada en abril pasado por la Cámara de Representantes, donde los demócratas están en minoría.
Ese plan contiene las líneas maestras de los republicanos en asuntos fiscales y propone reducir las ayudas a las familias más pobres y poner fin a la reforma sanitaria promovida por Obama.
Con esa propuesta los republicanos quieren acabar con las reducciones presupuestarias en Defensa y compensarlas con recortes en programas gubernamentales educativos, de salud e infraestructuras, al tiempo que se plantean eliminar impuestos a las ganancias y dividendos.

Norfolk y Washington / EFE