Enviar

El difícil camino hacia la apertura de la telefonía móvil se allana por una resolución de la Sala IV que da un límite de tres meses para otorgar las concesiones para las bandas de frecuencia de telefonía celular

Contra el tiempo

El lento camino de los procesos necesarios para que se concrete en el país la apertura del mercado de telefonía móvil, parece que ha recibido un impulso que al menos delimita el tiempo para efectuar la selección de ganadores: esto deberá quedar establecido en noviembre próximo.
La fecha límite surge de una resolución de la Sala Constitucional en atención a un recurso de amparo interpuesto a título personal por Juan Manuel Campos, quien es vicepresidente de la Cámara de Infocomunicación.
Dicho recurso se interpuso debido a que la Ley de Telecomunicaciones aprobada en 2008 tiene una cláusula que otorga tres meses como plazo máximo para realizar el concurso.
Esto obligará a la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) a apurar la publicación del cartel de licitación para el otorgamiento de las tres frecuencias para nuevos operadores, las cuales en principio interesan a cinco multinacionales.
Así las cosas, luego de un difícil camino a partir de que en julio de 2008 la Asamblea Legislativa aprobara la Ley de Telecomunicaciones, este paso del proceso deberá cumplirse en un plazo fijo, lo cual es positivo para las empresas que se encuentran desde hace algún tiempo ya en el país, que han realizado y realizan inversiones con miras a iniciar sus operaciones en cuanto se concluya el proceso de apertura.
Sin embargo, luego de que se definan los ganadores de la licitación, eventualmente podrían surgir apelaciones por parte de oferentes que no estuvieran de acuerdo con las adjudicaciones. Este otro paso del proceso, según lo señala una nota de este medio hoy, que informa sobre el tema, sería de tiempo indefinido.
No obstante se ha dado un paso adelante importante y hay esperanza de que todo pueda concluir pronto. Al menos se cuenta ya con un plazo para que se conozcan los ganadores y muchos piensan que no habrá retrasos por apelaciones, a partir de lo ocurrido en la vecina Panamá en proceso semejante.
Algo que tampoco se puede asegurar puesto que en Costa Rica las cosas marchan siempre a un ritmo diferente.

Ver comentarios