Contra las presas
Enviar
Contra las presas


La aplicación de medidas para reducir las presas, especialmente en la capital, se ha convertido en un tema que requiere ser tomado con prioridad por parte de las autoridades del ramo.
El crecimiento de la flota vehicular en los últimos años y las pocas alternativas en nuevas infraestructuras han derivado en un problema que cada día se vuelve más grave, y que afecta el bolsillo de los costarricenses así como las mismas arcas del Estado.

Los gastos por combustibles han alcanzado sumas multimillonarias y los problemas por enfermedades ligadas a la contaminación también han ido en aumento. Las repercusiones de más y más congestionamiento vial, nos rodean desde cualquier flanco que lo analicemos.
Ante ello, estudios a nivel internacional han recomendado al menos diez acciones que los países deben ejecutar, que incluyen desde la coordinación de semáforos y la restricción vehicular, hasta la limitación de automotores pesados y la promoción de medios de transporte alternativos.
De ellos Costa Rica solo realiza uno a cabalidad: la restricción por placas. Otros tres los hace apenas en forma parcial: las reparaciones nocturnas, la coordinación de los semáforos y la restricción a camiones). El resto apenas si se han escuchado en algún momento, pero nunca han formado parte de las políticas gubernamentales.
Otras naciones con mayor población y flotilla de vehículos han enfrentado antes este problema, y se han visto obligadas a tomar medidas drásticas. México es quizás el ejemplo más cercano, en donde los problemas de circulación han sido evidentes en los últimos años.
Países de Europa y Asia han promovido con éxito los carriles para bicicletas o para transporte público. En Costa Rica esta es una idea que podría ser impulsada con éxito.
La idea por ejemplo de un transporte público metropolitano, amigable además con el ambiente, al estilo de los trolebuses eléctricos de ciudades estadounidenses y europeas, generaría un doble beneficio.
Sean cuales sean las medidas, en Costa Rica es necesario poner mayor atención a este tema, antes de que los problemas de congestionamiento se vuelvan realmente incontrolables.

Ver comentarios