Enviar
Cinco puntos de la capital sobrepasan índices de polución aceptados
Contaminación ahoga a San José

• Las zonas más contaminadas del cantón son las cercanías del Hospital San Juan de Dios, Catedral, Castellana, Paseo de Estudiantes y Barrio Cuba

• Dióxido de nitrógeno es el mayor contaminante encontrado en aire capitalino

María Krystal Echeverría
[email protected]

Las constantes presas en diversos puntos de la capital no es la única consecuencia generada por el aumento vehicular de los últimos años. La cantidad de carros que transitan por la ciudad también ha tenido un fuerte impacto en la contaminación del aire del cantón central de San José.
Se calcula que al menos tres de cada cuatro automóviles del país transitan diariamente por la ciudad, lo cual ha generad
o que unos cinco puntos presenten cantidades elevadas de partículas contaminantes, entre ellos dióxido de nitrógeno.
Así lo demostró el Cuarto Informe de Calidad del Aire del cantón central de San José realizado por la Universidad Nacional (UNA) y que tomó como muestra al menos 14 zonas de la capital.
“Las partículas contaminantes se dispersan de diferente forma y dependen de las condiciones meteorológicas. Por decir algo, cuando no hay viento las partículas se precipitan más rápido”, expresó José Félix Rojas, investigador del Laboratorio de Análisis Ambiental de UNA.
Para este informe se demostró que las inmediaciones del Hospital San Juan de Dios, la Catedral, Castellana, el Paseo de los Estudiantes y Barrio Cuba sobrepasan los niveles de dióxido de nitrógeno y manganeso estip
ulados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
En el caso del Hospital San Juan de Dios, se encontró que la cantidad de partículas contaminantes incluso sobrepasa la media anual de dióxido de nitrógeno en el país.
Asimismo, la Castellana ocupa el segundo puesto seguido de Catedral.
El dióxido de nitrógeno producido por la quema de combustibles fósiles y biomasas es el compuesto más dañino para la salud, entre sus principales efectos se encuentra la bronquiolitis obliterante, fibrosis bronquiolar, edema y enfisema pulmonar.
“El aumento de estos componentes se debe a las fuentes móviles y a los gases emitidos por las industrias. Debemos preparar planes alternos para mejorar la calidad de aire del cantón central” explicó Rojas.
El aire que respiran los miles de transeúntes del casco central también se encuentra cargado de plomo, vanadio, cobre y níquel, los cuales a pesar de que no tienen consecuencias graves para la salud, podrían provocar enfermedades respiratorias.
Por esta razón, las autoridades ambientales alegan que se debe sustituir el transporte particular por métodos alternativos como ferrocarriles y tranvías así como mejorar la flota de buses que circulan por la capital.
Se estima que al año ingresan unos 60 mil nuevos vehículos al país.
“El país no requiere nuevas carreteras y puentes sino reforzar el transporte público y sacar los autos particulares de San José. Debemos promover que las personas caminen por el centro sin tener que andar con auto. Para esto requerimos una respuesta urgente del Estado y la sociedad” aseguró Johnny Araya, alcalde de la Municipalidad de San José quien insiste en su plan de “devolver la capital a los peatones”.
Ver comentarios