Enviar
Mercado creció un 38% en últimos dos años, superando el ritmo previo a la crisis económica
Consumidores recuperan confianza en tarjetas
Inversión publicitaria y promesa de beneficios son los principales apoyos usados por bancos para colocarlas

El uso de tarjetas de crédito como medio de pago sigue ganando adeptos entre los costarricenses. Este mercado creció un 38% en los dos últimos años a pesar de la crisis económica.
Este ritmo de crecimiento supera el dinamismo de años previos, cuando la cantidad de plásticos en circulación aumentaba un promedio del 30%.
Esta afirmación surge de un estudio realizado por el Ministerio de Economía, Industria y Comercio, que indica la tendencia de estos instrumentos crediticios entre los tarjetahabientes.
En el país circulan poco más de 400 tipos de tarjetas, en gran parte debido a alianzas entre emisores y comercios.
Por otro lado, en total circulan 400 mil plásticos. Es decir, que de cada diez personas que trabajan o están en capacidad de hacerlo, dos poseen una tarjeta de crédito.
Asimismo, existen 29 emisores, entre los cuales Credomatic, Citibank, Banco Nacional, Brancrédito y Popular son los que más plásticos colocan.
“En los últimos años hemos crecido de acuerdo con las proyecciones para la colocación de tarjetas. No obstante, cada vez existe mayor precaución por parte de los clientes para utilizarlas en forma racional”, indicó Víctor Rodríguez, director de Banca de Personas del Banco Popular.
El hecho de que la economía viene en recuperación, sería uno de los justificantes para las personas tengan la confianza para adquirir un producto de crédito rápido, como lo es una tarjeta.
“Los costarricenses reciben a diario la oferta de bancos públicos y privados. Asimismo, encuentran promesas de ganar millas, puntos, devolución de dinero, entre varias; en fin, detrás existe todo un aparato publicitario encaminado a colocar tarjetas de crédito”, comentó Fernando Víquez, subgerente del Banco de Costa Rica.
Los especialistas recomiendan a los usuarios que mantengan actualizados los datos para que les llegue la información sobre los estados de cuenta, también tener presente los días de pago para evitar cobros por morosidad.
Las familias deben cuidar mucho su nivel de endeudamiento, sobre todo ante la incertidumbre que podría existir en el mercado laboral en los próximos meses, recomendó Fernando Estrada, economista independiente.
Los bancos rechazan rotundamente que se esté dando un fenómeno de sobreendeudamiento; por el contrario, afirman que hacen un análisis profundo de la capacidad de pago y nivel de endeudamiento de la gente antes de otorgar un plástico, además de pedir garantías.
Además, el reciente reglamento de tarjetas de crédito y débito publicado por el Meic plantea nuevas prácticas para aumentar la transparencia y confianza en el negocio.

Arellys Cedeño
[email protected]
Ver comentarios