Construir cárcel en reemplazo de centro de San Sebastián costaría $18 millones
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República.
Enviar

Construir una nueva cárcel para indiciados (personas que cometieron un delito pero no tienen sentencia) en reemplazo del centro penitenciario de San Sebastián, tendría un costo aproximado de $18 millones.

Además del costo económico, el proceso de licitación para otorgar el proyecto a alguna empresa tomaría, como mínimo, unos cuatro meses.

Así se lo hizo ver Reynaldo Villalobos, director de Adaptación Social a Roy Murillo, juez de Ejecución de la Pena de San José, quien ordenó el cierre de este inmueble en los próximos 18 meses, por las condiciones infrahumanas de hacinamiento que brinda y el deterioro de su infraestructura.

Villalobos pidió al juez reconsiderar la orden de cierre y poner a funcionar la cárcel de San Sebastián con su capacidad real, es decir, con 668 privados de libertad.

Actualmente este centro alberga a 1.248 personas, en donde solo 165 cumplen una sentencia, los otros 1.083 son indiciados.

Los traslados de 70 personas por mes a los otros centros penitenciarios que exige el juez serían posibles únicamente en el caso de los sentenciados, situación que tardaría dos meses y medio, según Villalobos.

“Nosotros adquirimos el compromiso de encargarnos de las remodelaciones en infraestructura. Haríamos un traslado de partidas para esas reparaciones”, comentó Villalobos a este medio.

Trasladar privados de libertad a otros centros se ha convertido en un problema, debido a los altos niveles de hacinamiento en las otras cárceles.

La cárcel de San Sebastián es la tercera con mayor hacinamiento en el país, al reunir una ocupación del 191%.

 


Ver comentarios