Enviar
Empresarios auguran freno en crecimiento debido al hermetismo de inversionistas inmobiliarios
Construcción vislumbra desaceleración

• En el país algunos proyectos en costas se encuentran detenidos

Karen Retana
[email protected]

La bonanza que ha experimentado el sector construcción en los últimos años podría entrar en una etapa de desaceleración.
La recesión en Estados Unidos ha provocado que muchos proyectos inmobiliarios se encuentren paralizados ante la desconfianza de algunos inversionistas extranjeros que visualizan un panorama incierto a futuro.
Muestra de ello es el pesimismo que rodea al consumidor norteamericano a raíz de la pérdida de al menos un cuarto de millón de empleos en lo que va del año. A ello se suman los elevados incrementos en el precio del petróleo y la caída en el valor de las propiedades.
La confianza del consumidor cayó en un 62,6, índice inferior al pronosticado, reveló una encuesta realizada por la Universidad de Michigan.
Como resultado, las ventas de casas y autos declinaron, contribuyendo a una desaceleración que podría poner fin a la expansión de seis años, informó la agencia de noticias Bloomberg.
Diversos empresarios costarricenses consultados por LA REPUBLICA pronostican una merma del sector en los próximos meses debido a la incertidumbre que se percibe en la economía internacional.
“Estados Unidos tuvo una disminución en su economía. Esto implica que los bancos decidan revisar sus créditos, muchos de ellos destinados a financiar proyectos fuera de ese país, lo cual ha representado un freno para algunos que ya debieron iniciar obras”, indicó Miguel Tapia, director financiero de la Cámara de la Construcción.
Representantes de este sector esperan que el rezago en ciertos proyectos en zonas costeras se reactive a corto plazo.
“El entorno internacional nos ha afectado, muchos proyectos grandes se han atrasado en espera de financiamiento o debido al hermetismo provocado en Estados Unidos”, comentó José Luis Salinas, socio de la firma Arquitectura y Diseño.
Gran parte de los estadounidenses que vienen a comprar o invertir en proyectos inmobiliarios al país lo conforman la clase media alta estadounidense, segmento de la población que ha sido perjudicado con la recesión en el país norteamericano.
“El dinamismo no es el mismo que se vislumbraba hace un año, en el ambiente se advierte gran hermetismo”, sostuvo Joshua ten Brink, gerente general de Riverside Developers.
Precisamente, la desaceleración en ese destino ha evitado que Costa Rica entre en crisis por la escasez de mano de obra en el sector, ya que muchos complejos que fueron aprobados se encuentran en el limbo, reveló Randall Murillo, director ejecutivo de la Cámara de la Construcción.




Ver comentarios