Enviar
En diez meses se registra un avance del 30%
Construcción de ruta a Caldera avanza a buen paso

• Camino será concluido en julio de 2010, promete el concesionario
• Es la primera vía que se gestiona mediante la figura de concesión en diez años

Danny Canales
[email protected]

La construcción de la ruta que irá desde el Gimnasio Nacional hacia el puerto de Caldera avanza a paso rápido.
En diez meses el proyecto muestra un avance del 30%. La construcción se inició en enero de este año.
La inauguración del nuevo camino al Pacífico está fijada para julio de 2010.
Hasta el momento se tiene abierta la trocha en 75 kilómetros de los 77 kilómetros que medirá el camino.
Se espera tener todo el paso despejado en el verano, pero no podrá ser utilizado por el público, informó José Pablo Sáenz, director técnico de la obra.
Actualmente Autopistas del Sol, grupo encargado del proyecto, trabaja a lo largo de las tres secciones en que se dividió la construcción.
En el primer tramo —que va de la Sabana a Ciudad Colón— se amplía a seis carriles el paso entre la entrada de la ruta de Circunvalación y el cruce a Escazú, incluyendo el puente sobre el río Tiribí.
En el resto del tramo se reconstruirán la calzada y los otros puentes existentes.
Además se harán más carriles a la entrada de Guachipelín, Pozos y Multiplaza y pasos a desnivel en las intersecciones más congestionadas.
En la segunda sección, de 24 kilómetros, que va de Orotina a Caldera, también se reconstruirán la calzada y los puentes.
Precisamente esta semana empezó la reconstrucción del pavimento en ese sitio y se trabaja en la construcción de calles marginales.
Por su parte, el último tramo comprende la construcción de un nuevo paso entre Ciudad Colón y Orotina, de 39 kilómetros.
En esta última sección se realizan movimientos de tierra, drenajes, muros y pasos a desnivel e intercambios, expuso Sáenz.
La carretera a Caldera es un proyecto de gran importancia para el sector exportador.
Se estima que por la nueva ruta se reduciría en 45 minutos el tiempo de recorrido entre la capital y el puerto del Pacífico.
En comparación con la ruta por el Monte del Aguacate, que es el paso más empleado para ir a Caldera, la nueva ruta medirá 13 kilómetros menos.
Eso significará un importante ahorro en el consumo de combustibles y en el mantenimiento de vehículos, expuso Karla González, ministra de Obras Públicas y Transportes.
Por Caldera se trasiega el 25% de toda la carga que se importa y exporta al país, principalmente granos y fertilizantes.

De concluirse este proyecto se marcará un hito en la historia del país al ser la primera carretera que se construye mediante la figura de concesión.
La concesión es un modelo que permite a la empresa privada financiar, construir y operar un proyecto determinado en el que cobrará un peaje o tarifa para recuperar la inversión. El modelo vigente fue aprobado en 1998, pero hasta ahora solo fracasos se había apuntado.
La propia ruta a Caldera debió sortear una serie de dificultades antes de que se diera la orden de inicio.
Con decir que el concurso para su construcción se inició en 2000, dos consorcios renunciaron al proyecto y se debió reajustar el costo por la desactualización.
Originalmente el costo de los trabajos se fijó en $150 millones, con un peaje de $2,7 por vehículo liviano en todo el recorrido.
Luego de la actualización de los precios de los materiales la obra subió a $265 millones. El plan es financiado por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y la Caja de Madrid.
El cobro del peaje también se incrementará a $3,50 por auto liviano.
El camino contará con cuatro plazas de peaje ubicadas en Escazú, cerca de La Reforma, Atenas y Pozón.
Adicionalmente se habilitarán casetas de pago en los ramales de entrada y salida de Ciudad Colón, La Guácima, Siquiares, Radial a Atenas y Pozón.
El consorcio a cargo del proyecto está formado por las firmas españolas FCC Construcción, Itinere Infraestructura y M&S (empresa nacional adquirida por FCC) y por la portuguesa Soares Da Costa Concessões.
Ver comentarios