Consejo de Gobierno suspendió a cinco directivos que no renunciaron
"La decisión del Consejo de Gobierno no puede ser apelada", aseguró Sergio Alfaro.
Enviar

El Consejo de Gobierno suspendió esta tarde de sus funciones a  cinco miembros de la Junta directiva del Banco de Costa Rica (BCR),  como una medida cautelar, tal y como lo había anunciado Luis Guillermo Solís, presidente de la República, que no renunciaron a sus puestos ayer.

Entre ellos sobresalen la presidenta de la Junta Directiva, Mónica Segnini y Evita Arguedas, Alberto Raven y Francisco Molina.

La suspensión por parte del Consejo de Gobierno no puede ser apelada, únicamente ante un juzgado, confirmó Sergio Alfaro,  ministro de la Presidencia.

De ahora en adelante, se inicia un proceso ordinario sancionatorio en contra de los directivos que no tiene un tiempo para ser resuelto. 

"Las teorías jurídicas demuestran que cuando existe una persona que está siendo investigada debe ser separada de su cargo y es prudente que se resguarde toda la información necesaria", aseguró Sergio Alfaro.  

La decisión de destituirlos no puede ser tomada por el Consejo de Gobierno porque se basa únicamente en un informe de la Sugef, eso será el resultado final de las investigaciones.  

Las personas que sustituirán a los directivos serán nombrados la próxima semana por el Consejo de Gobierno. 

 


Ver comentarios