Conmebol nombra nuevo líder tras arrestos en EE.UU.
Enviar

El organismo rector del fútbol sudamericano eligió al paraguayo Alejandro Domínguez como su nuevo presidente en una reunión de emergencia el martes, llenando un vacío creado luego de que varios líderes de la Conmebol fueron arrestados en relación con una investigación mundial por la corrupción en ese deporte.

Domínguez, de 44 años, líder de la Federación Paraguaya de Fútbol, fue el único candidato para reemplazar a su compatriota, Juan Ángel Napout, quien en diciembre se convirtió en el último funcionario de América del Sur con cargos por parte de los fiscales de Estados Unidos en su investigación por crimen organizado, corrupción y lavado de dinero. Napout se declaró no culpable y permanece en los Estados Unidos en libertad bajo fianza. Domínguez recibió todos los votos de los 10 presentados.

Como miembro de la FIFA, la Conmebol alberga el evento regional más antiguo de selecciones nacionales de fútbol, la Copa América, un torneo que vale cientos de millones de dólares y atrae patrocinadores como Coca-Cola y Banco Santander. Ese evento es también el centro de investigaciones penales: cada uno de los diez países miembros de Conmebol ha tenido a un líder actual o anterior implicado en un ardid que alega millones de dólares en sobornos a cambio de medios de comunicación exclusivos y contratos de patrocinio.

Domínguez, un aliado cercano de Napout, no tuvo oposición después de que elpresidente en función, Wilmar Valdez, se retiró de la contienda hace unos días.

La elección se llevó a cabo en un centro de conferencias en las afueras de Asunción, la capital paraguaya, que lleva el nombre de Nicolás Leoz, expresidente de la organización. Él es uno de los 39 funcionarios y ejecutivos de mercadotecnia deportiva con cargos en los EE.UU. Ha negado las acusaciones y permanece en Paraguay.

La Conmebol sigue bajo presión. A principios de este mes, las autoridades allanaron sus oficinas y confiscaron documentos y contratos, una acción que fue posible sólo después de que el Parlamento paraguayo levantara un acuerdo que por años había dado a la Conmebol un tipo de inmunidad diplomática.

Ejecutivos se reunieron el lunes en un hotel propiedad de la Conmebol para discutir otros cargos de alto nivel y hablar con funcionarios de los más importantes clubes regionales que amenazan con abandonar la mayor competencia regional. También escucharon discursos de dos de los funcionarios con la esperanza de reemplazar a Joseph 'Sepp' Blatter como presidente de la FIFA, órgano de gobierno mundial.

Una placa para conmemorar la inauguración del hotel de lujo, que cuenta con candelabros en su entrada, también destaca la profundidad de los problemas en la Conmebol. Todos, menos uno, de los once funcionarios enlistados en la placa de metal han sido acusados de corrupción.

Ver comentarios