Enviar
Declaración conjunta estableció 11 objetivos contra la enfermedad
Congreso Mundial declara guerra al cáncer

• En dos años será la enfermedad que más personas mate en el mundo
• El 80% de las víctimas está en los países en vías de desarrollo

Ginebra
EFE

Los participantes en el vigésimo Congreso Mundial del Cáncer aprobaron una Declaración conjunta en la que establecen once objetivos en la lucha contra la enfermedad, que deben alcanzarse antes del 2020.
La Declaración, con la que se clausuró el Congreso, es un llamamiento a los gobiernos, a las organizaciones gubernamentales internacionales, a los donadores, a las agencias de desarrollo, a las industrias y la sociedad civil en la que se dan las pautas de cómo luchar contra ese mal.
En el 2010 el cáncer será la enfermedad que más personas mate en el mundo, el 80% de ellas en los países en desarrollo.
Más de 11 millones de personas fueron diagnosticadas con cáncer en el 2007, 7,9 millones de ellas murieron, y el 72% eran de países en desarrollo.
Según las estimaciones, el número de casos de cáncer crecerá hasta alcanzar los 15,5 millones en el 2030 si no se pone remedio, y el mayor incremento será en los países en desarrollo.
Durante la jornada del sábado,
63 expertos científicos y algunas autoridades discutieron sobre los objetivos y la manera de poder implementarlos.
Mary Robinson, ex presidenta de Irlanda y ex Alta Comisionada para los Derechos Humanos defendió que la lucha contra el cáncer es un derecho humano por cuanto atenta contra la dignidad de la persona.
Uno de los objetivos es que los niveles de consumo de tabaco y alcohol, y los índices de obesidad habrán disminuido drásticamente, pues son causas directas y evitables del cáncer.
Según los cálculos de la OMS, en el 2030, cuatro de cada cinco muertes por cáncer provocadas por el tabaco se darán en los países en desarrollo.
Otro objetivo es la cobertura universal de las vacunas contra el virus del papiloma humano que causa el cáncer de cuello de útero, pues un quinto de los cánceres se transmiten por infección de un virus, entre ellos el cáncer de cerviz, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).
El 82% de los cánceres de útero ocurren en los países en desarrollo, y está comprobado que la vacunación podrían
prevenir siete de cada diez casos.
Otro objetivo es el establecimiento de sistemas efectivos de control y reconocimiento temprano, así como unas estadísticas reales a nivel mundial que permitan conocer el real alcance de la enfermedad.
En la actualidad, sólo el 11% de la población mundial está cubierta con un sistema de control y registro de los casos de cáncer.
Además, se busca una diagnosis apropiada y un tratamiento efectivo y universal, así como el control efectivo del dolor en los enfermos de cáncer, pues de acuerdo con Margaret Chan, directora general de la OMC, seis millones de personas con cáncer en el mundo conviven con un dolor extremo y sin derecho a paliativos.
Los expertos denuncian que el uso de morfina está muy limitado, sobre todo en los países en desarrollo, a causa de su precio, e incluso por razones culturales o religiosas.
Otro de los temas claves será evitar la emigración de los trabajadores sanitarios, dado que es una de las causas directas de la extensión del cáncer en los países en desarrollo.
Asimismo, en relación a las políticas sanitarias, los firmantes del documento solicitan que se sitúe al cáncer en la agenda del Desarrollo y sugirieron que se establezca un Fondo Global como el que existe para el sida, tuberculosis y malaria.
Cuando las Naciones Unidas estableció los objetivos del Desarrollo para 2015 no incluyó al cáncer, aunque esta enfermedad mata a más personas que el sida, la malaria y la tuberculosis juntas, según recuerdan los organizadores.
Ver comentarios