Congreso estadounidense aprueba proyecto contra incentivos en bancos
Enviar
Congreso estadounidense aprueba proyecto contra incentivos en bancos

Nueva York. - La Cámara de Representantes de Estados Unidos dio poder a las autoridades reguladoras para que prohíban a Wall Street el pago de incentivos que alienten la toma de riesgos. Esto se produce después que bancos rescatados con dinero de los contribuyentes provocaron la ira del público al distribuir miles de millones de dólares en sobresueldos entre sus empleados.
Es posible que el proyecto sea rechazado por el Senado, que está reacio a expandir el papel del Gobierno en las remuneraciones. El presidente Barack Obama también tiene dudas sobre el proyecto.

El proyecto de ley apunta a “sobresueldos que producen un beneficio si la apuesta o el riesgo dan buenos resultados pero con los que uno no pierde nada de lo contrario”, dijo Barney Frank, presidente de la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara Baja y autor del proyecto. “Hay un consenso amplio de que esto incentiva el riesgo excesivo”.
Citigroup Inc., Merrill Lynch & Co. y otros siete bancos estadounidenses pagaron $32.600 millones en sobresueldos en 2008, al tiempo que recibieron fondos de los contribuyentes por $175.000 millones en el marco del Programa de Ayuda por Activos Problemáticos (TARP, en inglés), según un informe del fiscal general de Nueva York, Andrew Cuomo.
Cuomo analizó los sobresueldos de nueve bancos que recibieron financiamiento del Gobierno estadounidense a través del TARP. Citigroup y Merrill, firma ésta que desde ese momento pasó a ser controlada por el Bank of America Corp, recibió $55.000 millones en financiamiento del TARP, dijo Cuomo.
“Cuando a los bancos les iba bien, a sus empleados se les pagaba bien. Cuando a los bancos les fue mal, a sus empleados se les pagó bien”, dice el informe de 22 páginas emitido por la oficina de Cuomo.
“Cuando a los bancos les fue muy mal, fueron rescatados por los contribuyentes y a sus empleados igual se les pagó bien. Los sobresueldos y compensaciones generales no variaron significativamente mientras disminuían las ganancias”.
La paga de las firmas de Wall Street tradicionalmente ha estado vinculada de manera muy estrecha al resultado de las compañías, que es por lo cual los empleados reciben la mayor parte de su remuneración al final del año después que se conocen los resultados. Dependiendo de la jerarquía y el desempeño, las compensaciones para operadores, banqueros y ejecutivos pueden ser un múltiplo de sus salarios, que oscilan entre $80.000 y $600.000.
En Merrill, los 149 principales ejecutivos recibieron $858 millones y en Morgan Stanley, los 101 de la franja superior cobraron US$577 millones. Esas 650 personas recibieron en total $3.550 millones o un promedio de $5,46 millones.
De los empleados de JPMorgan Chase, 1.626 recibieron un sobresueldo de por lo menos $1 millón el año pasado, más que cualquier otra firma de Wall Street, según el informe. De la plantilla de Goldman Sachs, 953 empleados recibieron $1 millón o más en compensación, mientras que en Citigroup Inc., fueron 738, en Merrill Lynch & Co., 696, y en Morgan Stanley, 428. Bank of America tuvo 172, en tanto Wells Fargo & Co. tuvo 62.
Citigroup y Merrill Lynch tuvieron pérdidas superiores a los $27.000 millones cada una, dijo el informe. No obstante, Citigroup pagó $5.330 millones y Merrill $3.600 millones en sobresueldos.
“Hemos propuesto pautas que vinculan de una mejor manera el pago con el desempeño de largo plazo y una gestión efectiva del riesgo”, dijo Travis Larson, portavoz de la entidad sectorial del mercado financiero estadounidense Securities Industry and Financial Markets Association. “Ello incluye la posibilidad de recuperar bonificaciones de empleados si los sobresueldos entregados resultan inapropiados”.

Ver comentarios