Enviar
Congreso argentino debate reforma a pensiones

Polémico proyecto provoca tensión entre fracciones legisltativas

Buenos Aires
EFE

Los diputados argentinos protagonizaban ayer un duro debate sobre el proyecto oficialista para nacionalizar los fondos de jubilación privados, el cual ha causado una intensa polémica en el país y ha impactado negativamente en los mercados de valores.
El oficialismo confía en lograr la aprobación de la iniciativa en la Cámara Baja, donde tiene mayoría, aunque sectores del gobernante peronismo se oponen al proyecto enviado por el Gobierno de Cristina Fernández, que establece el traspaso de los activos de las Administradoras de Fondos de Jubilación y Pensión (AFJP) al Estado.
“En estos momentos de recesión mundial se requieren medidas anticíclicas, generadoras de confianza y, sin embargo, se ha generado más desconfianza” con este proyecto, cuestionó el diputado Felipe Solá, miembro de la bancada oficialista.
El legislador, que reconoció que existe “tensión” con sus colegas del partido en el poder, es uno de los peronistas “disidentes” que votará en contra de la medida, junto con los legisladores de las opositoras Propuesta Republicana (PRO) y Coalición Cívica (CC).
El encargado de abrir el debate fue el titular de la comisión de Previsión Social, el oficialista Juan Díaz Roig, quien defendió la iniciativa gubernamental y calificó de “solidario” el sistema estatal.
A su turno, el diputado Oscar Aguad, presidente del bloque de la opositora Unión Cívica Radical (segunda fuerza parlamentaria), consideró que los legisladores no contaron con suficiente tiempo para analizar el proyecto, que comenzó a ser debatido el mes pasado en comisiones parlamentarias.
Sin embargo, el titular de la bancada peronista, Agustín Rossi, se mostró satisfecho de haber “conciliado posiciones con bloques que no son” afines al Gobierno y que ya adelantaron que votarán a favor del proyecto que afecta los cerca de unos $30 mil millones que comprenden los fondos de las AFJP.
El oficialismo aceptó el martes cambiar 15 artículos de la reforma propuesta por el Gobierno con el fin de asegurarse el mayor apoyo posible a la iniciativa, que tras recibir el visto bueno de la Cámara Baja deberá ser ratificada en una votación del Senado prevista para el próximo 20 de noviembre.
La dirigente de la opositora Coalición Cívica Elisa Carrió convocó para anoche a una vigilia en repudio a la medida mientras dure el debate, que promete extenderse varias horas.
“Ni el oficialismo ni la oposición creen que se está discutiendo la reforma del sistema previsional (de pensiones). Todos sabemos que se trata del manejo de caja, dinero y poder”, afirmó el diputado de la CC Fernando Sánchez, quien advirtió sobre el posible desvío de esos fondos en momentos en que el Gobierno se prepara para afrontar el año próximo elecciones legislativas.
“La opinión pública demanda el control sobre el manejo de los fondos”, señaló la analista Analía del Franco, directora de la consultora Analogías, a tono con la postura de la oposición en torno a las pretensiones del Gobierno de utilizar el dinero para pagar compromisos de deuda pública.
El traspaso de los fondos constituirá “un robo al ahorro de los trabajadores”, aseguró ayer el diputado Federico Pinedo, de Propuesta Republicana, durante un acto en rechazo al proyecto oficialista al que asistieron miles de personas.
Los fondos de pensiones, que cuentan con 9,5 millones de afiliados, están en manos de bancos y aseguradoras de capital argentino, español, holandés y estadounidense.

Ver comentarios