Enviar

Discrepancias con sus bancadas se han acentuado en la discusión de la agenda del Acuerdo Comercial
Congresistas rebeldes surgen por Cafta

• Legisladores consideran que antes de someter mociones y proyectos a votación, deben negociar con los diputados que no mantienen una línea de fracción

• Mientras que otras jefaturas de fracción salen en defensa de sus legisladores, en el PAC arremeten contra su diputada “salida del canasto”

Carlos Jesús Mora
[email protected]  

Legisladores con criterio propio, los “salidos del canasto”, los incómodos y hasta los rebeldes. Estos son solo algunos de los calificativos con que han sido catalogados varios diputados de las principales bancadas en la Asamblea Legislativa.
Poseer puntos de vista distintos al de sus compañeros de fracción, no votar una moción o proyecto de ley en conjunto con su bancada o simplemente ser el de menor en edad en su partido.
Estas situaciones se han reiterado en los legisladores Oscar Núñez, de Liberación Nacional (PLN); Andrea Morales, de Acción Ciudadana (PAC); Bienvenido Venegas, de la Unidad Social Cristiana (PUSC). y Mario Quirós. del Movimiento Libertario (ML).
Sus compañeros de fracción admiten que antes de llevar una moción al plenario, e incluso días y horas antes de someter un proyecto a votación, deben desarrollar una intensa jornada de cabildeo con ellos para que en el mejor de los casos se cuente con su voto, o en el peor, que no boicoteen la iniciativa rompiendo el quórum.
Pero lejos de exaltarse o incomodarse cuando se les consulta acerca del tema y de los calificativos que se han ganado entre sus compañeros, estos cuatro legisladores reconocieron —con una amplia sonrisa— que con la toma de decisiones se han ganado la crítica de sus mismos compañeros, pero que lo compensan con la “satisfacción de que están defendiendo los intereses de quienes los llevaron al Congreso”.
Las disonancias de Núñez, Morales, Venegas y Quirós con sus bancadas se han suscitado a lo largo de esta legislación, sin embargo se han visto acentuadas con la discusión de la agenda de implementación del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (Cafta).
En el caso de Andrea Morales, del PAC, las diferencias con su fracción en el marco de la discusión de las leyes del Cafta se ha dado porque la legisladora se ha opuesto al rompimiento del quórum y a la presentación excesiva de mociones como la herramienta adoptada por su agrupación para oponerse al acuerdo comercial y su agenda.
Incluso Morales podría ser la que entre los “diputados rebeldes” se lleve las críticas más fuertes, pues a diferencia de sus otros compañeros, no contó con el apoyo de su jefatura de fracción cuando se le consultó sobre la percepción de Morales dentro del PAC.
“Toda la fracción trabaja de manera homogénea, nos sentimos muy compactos a nivel de edad y origen social, Andrea es la que se sale de esos estándares por su juventud y vida urbana, ella ha crecido con otros principios, por lo que se nos ha salido del canasto” dijo Elizabeth Fonseca, jefa de fracción del PAC, quien días atrás había dicho que Morales “trabajaba nada más cuando quería y que su asistencia al Plenario era irregular”.
Entre tanto, el resto de los jefes de fracción admiten haber tenido roces con estos diputados a lo interno de sus bancadas, pero aseguran que estos son resueltos a lo interno y no se toman medidas de carácter personal.
“Estamos en una democracia y cada diputado tiene derecho de oponerse o promover sus iniciativas, en el PUSC ni siquiera nos ha incomodado que Bienvenido sea el único diputado de nuestra fracción que mantiene contacto con Luis Fishman y el comité ejecutivo del Partido”, dijo Lorena Vásquez, jefa de fracción de la Unidad.
“Como en toda fracción, hay puntos de vista distintos, sin embargo Oscar nunca se ha centrado en condicionar nada”, argumentó Mayi Antillón, jefa de los liberacionistas respecto al trabajo de Núñez.
Luis Antonio Barrantes, jefe de fracción del ML asegura que no hay diferencias internas en su fracción, “solo dificultades para amalgamar pensamientos monolíticos”.
Humberto Morales, asesor legislativo con amplia trayectoria en la Asamblea Legislativa asegura que este panorama se ha presentado en cada legislatura desde 1958 y por lo general a estos diputados se les dificulta continuar con su carrera política, “pues se alejan o “son alejados” de su partido y no les resulta fácil incorporarse a otra agrupación”.

Ver comentarios